"Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del periodo de campaña del 30 de marzo al 1 de julio del presente año"
 

Cada mes, el Museo de Historia Natural expone en el vestíbulo una pieza perteneciente a alguna de sus colecciones, con el fin de destacar un ejemplar para que el visitante lo pueda apreciar mejor y obtener mayor información sobre los aspectos biológicos, geográficos, históricos o culturales, así como las particularidades de la especie que representa y que lo hace único.

¿Para qué caminar si se puede saltar?

Canguro

(Macropus sp.)

Debido a sus grandes patas, los canguros no pueden caminar como el ser humano, para moverse despacio, utilizan su cola como una tercera pierna, la cual apoyan en el suelo para levantar las patas y avanzar. Para desplazarse a mayor velocidad en vez de correr, utilizan el salto. A través de una combinación de especializaciones en la estructura de los tendones, la musculatura y la alineación del esqueleto, las extremidades posteriores del canguro se han convertido en “resortes”. En cada salto que el canguro da, la energía del rebote se almacena en los tendones, funcionando como “combustible” para utilizar en el siguiente salto, por lo que pueden desplazarse por largas distancias con relativamente poca energía; esto es muy conveniente si debes moverte cientos de kilómetros en busca de pastos verdes en un lugar como Australia, donde las sequías son frecuentes y las distancias enormes. Las principales amenazas para los canguros son la pérdida de hábitat y la introducción de herbívoros domésticos tales como: ovejas, vacas y conejos, ya que aumenta la competencia por el alimento y puede causar escasez en épocas de sequía.

Distribución

Australia, básicamente en zonas de pastizales.

 

Estatus

 Preocupación menor. 

Rincón de la curiosidad

Un canguro puede alcanzar velocidades de 50 km/h en distancias cortas -la de un velocista olímpico es en promedio de 36 km/h-. En recorridos largos, su velocidad es de aproximadamente  25 km/h, manteniendo ese ritmo por un par de horas.