El Museo de Historia Natural presenta esta exposición en la que conocerás parte de la biología y biodiversidad de este grupo de peces, que desde la antigüedad lo mismo han fascinado como atemorizado al ser humano, debido en parte a su naturaleza depredadora pero, sobre todo, al desconocimiento que aún tenemos de ellos.
Representados por alrededor de 1,200 especies en el mundo, los elasmobranquios (grupo al que pertenecen los tiburones, mantas y rayas), se encuentran en todos los océanos del planeta, desde las frías y profundas aguas de Groenlandia, hasta las cálidas corrientes tropicales del Caribe. En nuestro país se han registrado 204 especies, todas ellas con sus propias características y belleza, que equivalen 17% de las que existen a nivel mundial, como el tiburón blanco, el martillo, el sierra y la manta gigante.
Su gran diversidad de formas, tamaños, tipos de reproducción y adaptación a distintos hábitats, las sitúan entre las más antiguas y exitosas especies en la línea evolutiva de los vertebrados, protegiendo la salud de los océanos al mantener el equilibrio de las comunidades marinas. Lamentablemente, la mayoría de las especies actuales se encuentra en peligro de extinción, principalmente por la sobreexplotación y contaminación de los mares. Por ello se debe tomar conciencia para valorar la importancia de su conservación.
Esta muestra se realizó en coordinación con la Asociación Mexicana de Imagen Subacuática (AMISUB) e incluye fotografías de 24 de sus miembros, acompañadas por piezas procedentes de diversas instituciones y el apoyo de investigadores dedicados a su estudio.

Te invitamos a que visites esta sala temporal, donde podrás obtener más información.