La biogeografía es una ciencia interdisciplinaria que, aunque está clasificada dentro de la geografía física, se apoya en conocimientos relacionados con la biología y otras ciencias de la naturaleza. Su objeto de estudio son los patrones de distribución de la flora y la fauna en el espacio y a través del tiempo.

Como disciplina científica, involucra una serie de preguntas a las que intenta dar respuesta, como por ejemplo, qué hace posible que las especies vivan donde están y qué impide que colonicen otras regiones, por qué hay muchas más especies en los trópicos que en las zonas templadas o de qué manera los eventos naturales determinan su distribución. Con los datos obtenidos, la biogeografía  trata de esclarecer el pasado, entender el presente y predecir el futuro de las especies en nuestro mundo.

Este módulo también destaca por el número de ejemplares taxidermizados  exhibidos y por sus grandes dioramas, representativos de diversas regiones del mundo, desde el Polo Norte hasta las selvas tropicales.