logo GDF/SEDEMA

Lo que tú puedes hacer

Es difícil pensar que los residuos y otros problemas ambientales tienen algo que ver directamente contigo o conmigo. Al ir de compras, jamás te imaginas que esa placentera actividad tiene impactos de todo tipo: ambientales, sociales y económicos. Diariamente millones de personas en el mundo consumen millones de productos, algunos necesarios, sin duda, pero la mayoría motivados por la publicidad y otras presiones sociales. Ya no se consume sólo por cubrir necesidades vitales, se hace por imitación, moda y todo tipo de motivaciones.

Sin embargo, con todo lo que ahora sabes sobre los residuos que generamos y algunas otras consecuencias del consumo irracional, es posible y justo ser un consumidor responsable. Si nuestro estilo de vida genera tanta basura y tantos otros problemas, parte de la solución radica en cambiarlo.

Aquí te vamos a hacer algunas propuestas para que generes menos basura sin dejar de consumir eso que realmente necesitas.

Dile no a las bolsitas y las envolturas

Aunque acostumbramos aceptar bolsas y otros empaques para cualquier producto, llegó la hora de decir NO.

Lleva tus bolsas y trastes para hacer tus compras, lo mismo al mercado que al tianguis o al centro comercial. Compra tus productos a granel y recíbelos en los empaques que ya tienes.

Paseo de la Reforma

Adquiere productos locales y de temporada

Evita comprar productos que han recorrido largas distancias o que no son de temporada, ya que se incrementa la cantidad de empaques, así como el costo y el gasto de energía que implica su transporte para que llegue hasta tus manos.

Los productos alimenticios de temporada son más frescos, saludables y nutritivos, no tienen conservadores y son sabrosos.

Arma tu dieta con productos locales de temporada: son más baratos y estimulas la producción local.

Elotes asados y esquites

Prefiere los productos naturales

Los productos naturales son más saludables que los industrializados o aquellos cosechados con una gran cantidad de agroquímicos y pesticidas. Los productos industrializados y la comida chatarra provocan que se genere mucha basura. Si comes natural y fresco tendrás una mejor salud, ahorrarás dinero y generarás menos residuos.Verduras frescas

Piensa antes de comprar

Además de comprar sólo lo que necesitas, es importante que busques las mejores opciones: aquellas hechas localmente, con menos empaques, elaboradas con materiales más limpios y amigables con el ambiente; aquellas que podrán ser recicladas al final de su vida útil, etc.

Compra sólo lo necesario y compra productos de buena calidad para que te duren más tiempo.

Cuida las cosas

Tener bienes y objetos nos obliga a hacer un buen uso de ellos, a cuidarlos y tratar de que duren y funcionen el mayor tiempo posible. Cuando acabe la vida útil de un producto, infórmate sobre las posibilidades de reciclar los materiales que contiene.

Verduras frescas

Exijamos que se regulen los empaques y embalajes

Sin decir "agua va", las bolsas, empaques y embalajes para todo tipo de mercancías han aumentado de manera considerable. Peor aún, el material con el que esos embalajes están hechos también ha cambiado, muchas veces con trágicas consecuencias ambientales. Un ejemplo son las bebidas, antes embotelladas en vidrio y hoy principalmente en plásticos de diversos tipos. La consecuencia: basureros inundados de PET (Polietileno de Tereftalato) y otros plásticos elaborados a partir del petróleo.

PET en la basura
Pero no es el único caso, podemos hablar también de empaques y envolturas que son aleaciones de dos o tres materiales que no se pueden separar o reutilizar, como los empaques de las papas fritas, entre muchos otros.

Hay ciertos empaques en los que a nivel individual es imposible decidir no consumirlos. En esos casos entra la responsabilidad gubernamental, de ahí que sea fundamental que exijamos al Congreso Federal desarrollar una Ley de empaques y embalajes que limite la cantidad de estos materiales y controle las materias con que están elaborados.

Toma nuestros talleres

Si te interesa conocer más sobre estos temas, te invitamos a tomar nuestros talleres de Consumo Responsable, Manejo Integral de Residuos y otros temas que te harán un mejor consumidor. Llámanos al 5630-5363.talleres

Separa y recicla

Además de reducir tu producción de residuos, es fundamental separarlos correctamente. He aquí cómo hacer una separación práctica que facilite el trabajo de recolección y los pasos que le siguen:

  • Los residuos orgánicos como los restos de comida, frutas, verduras, jardinería y poda; se pueden aprovechar para hacer composta.
  • Residuos inorgánicos como el vidrio, plástico, aluminio, cartón, papel, que pueden ser valorizables, puedes venderlos al centro de acopio más cercano a tu casa o participar en proyectos como el del Mercado del Trueque. También los puedes entregar al camión recolector de la Delegación.
  • Residuos inorgánicos desechables, aquellos que no se pueden reciclar fácilmente como utensilios desechables, envolturas de golosinas, colillas de cigarro, chicles, deben ser entregados al camión de la basura.
  • Los residuos sanitarios deben ser entregados al camión de la basura.
  • Existen residuos de manejo especial, que por contener materiales tóxicos y peligrosos no deben ser mezclados con los residuos domésticos. Para este tipo de residuos la SEDEMA te brinda dos alternativas: el programa Ponte Pilas con tu Ciudad y el Reciclatrón. Consulta la información en: sedema.df.gob.mx.

    separa

Separa y facilita el reciclaje

Lleva tus residuos separados a los centros de reciclaje que hay en nuestra ciudad. La DEA cuenta con un directorio de empresas recicladoras para el aceite comestible, llantas usadas, pilas y celulares en desuso; cascajo, etc. Más información en: Reciclatrón, Mercado de Trueque y sedema.df.gob.mx.

centro de reciclaje

Haz actividades al aire libre

En nuestra vida diaria podemos realizar diversas actividades que generen poca cantidad de residuos como:

Caminar al aire libre, así aprovechamos hacer un poco de ejercicio.

Andar en bicicleta constituye una estupenda y saludable opción, además de ecológica porque no contamina. Ni siquiera produce ruidos que perturben el placer de la contemplación del paisaje.

centro de reciclaje
Otra excelente opción es ir de día de campo o acampar en compañía de nuestros amigos o familiares y disfrutar por algunos días de un ambiente natural y sano. ¡Por fin podrás describir lo que es la grandiosidad de ver un estrellado cielo nocturno y escuchar el canto de las aves por la mañana!

Si ponemos un poco de atención, descubriremos los maravillosos aromas de la naturaleza, los colores de la mañana y el frescor del crepúsculo.

Podemos disfrutar del canto de las aves y de los agradables sonidos provocados por el viento cuando mueve las hojas y las ramas de los árboles.

  • logo face dea
  • logo twitter sedema
  • logo correo
  • logo mailchimp

¡CSS Válido!

Esta página se ve mejor en el navegador Google Chrome.