Slider



Amenazas y soluciones

La producción de los bienes y servicios que caracterizan nuestro estilo de vida y permiten el desarrollo de la sociedad ha ejercido una fuerte presión sobre los sistemas naturales y la biodiversidad. Hoy sabemos que la pérdida de esta biodiversidad tiene graves consecuencias sobre el bienestar de los habitantes de la ciudad y de las generaciones futuras. 

Conoce más sobre las causas y consecuencias de la pérdida y degradación de la biodiversidad, y qué acciones podemos tomar para remediar o solucionar esta problemática.

 

Factores que afectan a la biodiversidad


Desecación, contaminación y pérdida de cuerpos de agua

El deterioro y la pérdida de ecosistemas acuáticos amenaza a las poblaciones silvestres y reduce la disponibilidad de agua potable.

Pérdida de la cobertura forestal

La deforestación provoca la erosión del suelo y que disminuya la infiltración de agua; con ello se reduce la productividad del suelo, el hábitat para las especies silvestres y la recarga de los mantos acuíferos; además, incrementa la cantidad de contaminantes en el aire.

Isla de calor urbana

El crecimiento de la mancha asfáltica y la pérdida de vegetación en la ciudad genera un aumento en la radiación que se refleja a la atmósfera, el calor queda acumulado y se disipa con dificultad, lo cual incrementa los extremos de calor en verano y de frío en invierno.

 

Reducción de poblaciones silvestres y extinción de especies

La pérdida de especies y la reducción de sus poblaciones provoca cambios en la composición, estructura y funcionamiento de los ecosistemas, lo cual incrementa su vulnerabilidad ante diferentes amenazas y cambios en el ambiente. En el caso de los polinizadores, las consecuencias son catastróficas pues la producción del 85% de los cultivos en el país depende de ellos.

Pérdida de diversidad genética

La variabilidad genética permite que las especies se adapten mejor a los cambios del entorno. Cuando se pierde la diversidad genética de especies vegetales para la alimentación, se compromete también la seguridad alimentaria.

Vulnerabilidad ante el cambio climático

La pérdida de la biodiversidad afecta la capacidad de respuesta de los sistemas naturales ante el embate de lluvias torrenciales, deslaves, sequias y heladas, incrementando la vulnerabilidad de la población ante estos efectos.




De manera general, la pérdida de la biodiversidad provoca daños al funcionamiento de los ecosistemas que se traducen en una pérdida de los beneficios que proporcionan y en afectaciones a la calidad de vida de los habitantes de la ciudad.

 

Pérdida de biodiversidad en números

 

  • 30 al 60% de las especies de flora acuática vascular estricta de la cuenca de México, se ha extinto en las últimas dos décadas
  • 70% de la extensión de bosques de encino y pino-encino se ha perdido
  • 1
  • 2

 



Amenazas

 

  • Cambio de uso de suelo

    Cambio de uso de suelo

    El cambio de uso del suelo es la transformación de las zonas forestales para otros usos, como agrícola, ganadero o suelo urbano. El crecimiento poblacional en las ciudades ha llevado un proceso de urbanización desordenado, debido a la demanda de espacio para uso habitacional, asentamientos humanos irregulares y servicios de infraestructura urbana, provocando afectaciones a los ecosistemas naturales, a los agroecosistemas en el suelo de conservación y en las áreas naturales protegidas (ANP). Esto contribuye a la pérdida y degradación del hábitat, así como a la alteración de los procesos ecológicos y la pérdida de servicios ecosistémicos con las consecuentes afectaciones al bienestar humano.

  • Contaminación

    Contaminación

    Es la incorporación al medio ambiente de agentes nocivos en cualquier estado y de origen tanto biológico, como físico y químico, que afectan la calidad del agua, suelo y aire.


    Agua: La contaminación con aguas residuales industriales y domésticas, productos agroquímicos y farmáceuticos, ha conducido a un alto deterioro de los sistemas acuáticos superficiales. El aporte de contaminantes es mayor de lo que los cuerpos de agua pueden depurar, y el riesgo de perderlos es alto sino se invierten recursos y esfuerzos para su restauración.


    Suelo: El uso de agroquímicos altera la composición y diversidad de los microorganismos presentes en el suelo. Estos microorganismos son los encargados de descomponer la materia orgánica y son determinantes para la productividad de plantas. Además, los tiraderos clandestinos generan lixiviados que contaminan los suelos y representan focos de infección y proliferación de plagas.


    Aire: Los medios de movilidad que utilizan combustibles fósiles y las industrias son las principales fuentes de contaminación del aire, y son unos de los mayores emisores de gases de efecto invernadero, asociados al calentamiento global, además de provocar serios daños a la salud, no sólo de la población humana, sino de plantas y animales. Los incendios son otra de las principales fuentes de contaminantes de la atmósfera y generan otros efectos negativos como: erosión de los suelos, incremento de plagas y enfermedades, disminución de la recarga de acuíferos y pérdida de hábitat.

  • Especies exóticas invasoras

    Especies exóticas invasoras

    Las especies exóticas invasoras son aquellas que se establecen en un sitio distinto a su lugar de origen o área de distribución natural, los cuales se reproducen y se dispersan sin control debido a que compiten y/o depredan a las especies de flora y fauna nativas, causando daños al ecosistema, a la salud humana y a la economía. Algunas especies exóticas introducen y transmiten enfermedades, y causan contaminación genética por hibridación, incrementando las tasas de extinción de la biodiversidad nativa.


    En la ciudad se tienen registradas aproximadamente 427 especies exóticas, de las cuales alrededor de 334 se consideran invasoras. De manera particular destaca el lirio acuático (Eichhornia crassipes), que ha desplazado a plantas acuáticas nativas más sensibles a la perturbación urbana; así como la carpa (Cyprinus carpio) y la tilapia (Oreochromis niloticus), introducidas para la acuicultura hace más de 20 años en humedales como Xochimilco, las cuales han provocado el declive drástico de las poblaciones del ajolote mexicano (Ambystoma mexicanum). Los perros y gatos ferales también representan una seria amenaza para las especies nativas; por ello es muy importante fomentar la tenencia responsable de estos animales de compañía.

    Conoce más sobre las especies exóticas invasoras aquí

  • Cambio climático

    Cambio climático

    Es la variación del clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana, que altera la composición de la atmósfera global y se suma a la variabilidad natural del clima observada durante periodos comparables. La viariabilidad acelerada en el clima supera la capacidad de las especies de adaptarse a los cambios. Se estima que esto generará cambios en la distribución geográfica de las especies, alteración en la migración de aves, en el equilibro de los ecosistemas favoreciendo a las especies exóticas, disminución del potencial de recarga de los mantos acuíferos, el aumento de incendios forestales, inundaciones y de olas de calor. Uno de los efectos de este fenómeno en las ciudades, es el llamado efecto de isla de calor, que se refiere al incremento en la temperatura en las zonas de ciudad más urbanizadas, a diferencia de las zonas rurales que lo rodean. Esto se debe a que las ciudad está densamente construida, a la falta de áreas verdes y cuerpos de agua, así como amplias superficies pavimentadas, lo que favorece que la radiación solar se disperse más lentamente.


    Con la pérdida de la biodiversidad, las poblaciones humanas se vuelven más vulnerables ante los fenómenos hidrometeorológicos asociados al cambio climático, pues los ecosistemas naturales funcionan como una barrera de defensa ante lluvias torrenciales, deslaves, inundaciones y sequías extremas.Por otro lado, la agrobiodiversidad y la producción agropecuaria también se ven afectadas por efectos del cambio climático. El aumento de las temperaturas puede provocar la proliferación de malas hierbas; los cambios en los regímenes de lluvias y las sequías prolongadas aumentan las probabilidades de fracaso de las cosechas y la reducción de la producción; además de incrementar los riesgos de enfermedades y afectaciones al ganado.

    Conoce más acerca del cambio climático y las medidas de mitigación y adaptación en la ciudad aquí

  • Sobreexplotación de especies

    Sobreexplotación de especies

    La sobreexplotación es la extracción de recursos naturales a una tasa mayor a su tasa de regeneración natural, causando una disminución en las poblaciones y poniendo en riesgo su viabilidad.


    La explotación o aprovechamiento forestal por arriba de su tasa de regeneración (o tala inmoderada), tiene importantes impactos sobre la biodiversidad. La tala clandestina ha provocado la pérdida de grandes extensiones de bosques, causando la desaparición de hábitat para la flora y fauna silvestres, erosión de suelos fértiles y afectaciones a los procesos ecológicos de los cuales depende la provisión de los servicios ecosistémicos.


    Si bien no se conoce con precisión el impacto que la extracción ilegal y el tráfico de especies y sus derivados tiene sobre la biodiversidad de la ciudad, se sabe que la entidad tiene una demanda significativa de ejemplares de vida silvestre y es punto de llegada y distribución de numerosas especies silvestres, muchas de ellas endémicas o en riesgo de desaparecer.

  • 1

 

     



 
 Amenazas a la biodiversidad
  VerDescargar