Astronomía: un telescopio de Canadá detecta unas extrañas y misteriosas señales de radio de una galaxia lejana

El origen de señalas de radio detectadas a través de un telescopio en Canadá es un misterio que astrónomos están tratando de resolver. En un principio, sólo develaron que las ondas de radio provienen de una galaxia lejana, pero su naturaleza exacta y su fuente todavía es desconocida para los científicos. Entre las 13 ráfagas de radio rápidas detectadas desde el año pasado, conocidas como FRB, había una señal repetitiva muy inusual, proveniente de la misma fuente a unos 1.500 millones de años luz de distancia. Tal evento solo ha sido reportado una vez antes, por un telescopio diferente.  Saber que hay otro (evento sonoro) sugiere que podría haber más por ahí, dijo Ingrid Stairs, astrofísica de la Universidad de British Columbia (UBC). Y con más repetidores y más fuentes disponibles para el estudio, podremos entender estos enigmas cósmicos, de dónde son y qué los causa, añadió. El observatorio Chime, ubicado en el valle de Okanagan en la Columbia Británica de Canadá, consta de cuatro antenas semicilíndricas de 100 metros de largo que exploran todo el cielo del hemisferio norte cada día. El telescopio se puso en marcha el año pasado y detectó 13 de las explosiones de radio casi de inmediato, incluido la repetitiva. La investigación ha sido publicada en la revista Nature. Hemos descubierto una segunda señal repetitiva y sus propiedades son muy similares a la primera, dijo Shriharsh Tendulkar, de la Universidad McGill de Canadá. Esto nos dice más acerca de las propiedades de las repetitivas, apuntó. Las FRB son destellos cortos y brillantes de ondas de radio que parecen provenir de una región del centro del Universo. Hasta ahora, los científicos han detectado aproximadamente 60 ráfagas de radio rápidas únicas y dos que se repiten. Pero creen que podría haber hasta 1.000 FRB cada día. Hay una serie de teorías sobre cuál es su origen. Una es que puede tratarse de una estrella de neutrones con un campo magnético muy fuerte que gira muy rápidamente, o quizás su origen es resultado de dos estrellas de neutrones que se fusionan. Entre una minoría de expertos se dice que pueden ser alguna forma de nave espacial alienígena.

Fuente: BBC. 14 de enero de 2019,
https://www.bbc.com/mundo/noticias-46815839?ocid=socialflow_twitter

La ola de 1.600 metros que pudo acabar con los dinosaurios

En mayo de 2018 se registró en las islas Campbell la ola más alta jamás documentada en el hemisferio Sur en la historia moderna. Medía 23,8 metros. ¿Se imaginan una ola que midiese casi 70 veces más? Hace 65 millones de años un asteroide de 14 kilómetros de diámetro impactó en la Tierra con unas consecuencias catastróficas. El choque provocó un cráter de 180 km de diámetro, cuyo centro está en la actual península de Yucatán, en México. Bautizado como asteroide de Chicxulub, el objeto podría haber formado parte de un asteroide mucho más grande que, tras una colisión en el espacio, se dividió en varios fragmentos. Entre otras cosas, pudo haber sido el causante de la extinción de los dinosaurios, que hacía 135 millones de años que eran los vertebrados terrestres dominantes. Ahora, un grupo de investigadores del Departamento de Ciencias de la Tierra y Medio Ambiente de la Universidad de Michigan, en EE.UU., aseguran que el asteroide generó también un tsunami que causó una destrucción inimaginable. Según el equipo de científicos, el enorme impacto hizo que el asteroide se hundiese a 1.500 metros de profundidad en los diez minutos posteriores al choque. Su velocidad era tal que toda el agua que arrastró se fue hasta el fondo del océano, de manera que el cráter en ese momento estaba vacío. La fuerza del agua al regresar a la superficie provocó un tsunami nunca visto. Se calcula que tuvo una potencia 29.000 veces superior al terremoto y posterior tsunami en el océano Índico que en 2004 acabó con la vida de más de 200.000 personas. A través de una simulación, los científicos concluyeron que el impacto del asteroide de Chicxulub generó una ola de 1.600 metros de altura. O, lo que es lo mismo, más de 4 veces la altura del Empire State Building de Nueva York. En los primeros metros el tsunami llegó a alcanzar velocidades superiores a los 140 kilómetros por hora, según los científicos. Esa ola inicial gigante generó centenares de réplicas más pequeñas que recorrieron buena parte del planeta a mucha velocidad. En las primeras 24 horas, los efectos del impacto del tsunami se extendieron desde el Golfo de México hacia el Atlántico.  El asteroide de Chicxulub provocó un enorme tsunami, como no se ha vuelto a ver en la historia moderna", aseguró Molly Range, la investigadora principal del proyecto, a Live Science. Y añadió: No fue hasta el inicio de este proyecto que me di cuenta de la escala real del tsunami. Sin duda, un antes y un después para nuestro planeta. 

Fuente: BBC. 14 de enero de 2019,
https://www.bbc.com/mundo/noticias-46824229

El canto de la rana arborícola, especie en peligro de extinción

¿Alguna vez te has preguntado si las ranas se enamoran o cómo se cortejan? El mundo de los anfibios y reptiles está lleno de conocimientos que se estudian desde la herpetología, estos animales son temidos por considerarlos venenosos, sin conocer que detrás de ellos hay historias sobre su hábitat, la manera peculiar en que se cortejan, además de los aportes que brindan para la conservación y salud. Para el biólogo Luis Antonio Muñoz Alonso, técnico académico de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), las ranas son príncipes encantados del bosque. Egresado de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Luis Antonio Muñoz se ha especializado como herpetólogo, en el estudio de la ecología de este grupo de vertebrados. Ha trabajado en Guerrero y Oaxaca, en 1987 llegó a Chiapas y siguió estudiando anfibios y reptiles, sobre todo la herpetofauna de las tierras altas y se especializó en anfibios. Ha participado en proyectos grandes como el estudio de la herpetofauna de la Reserva El Triunfo, la Reserva El Ocote, del Tacaná, herpetofauna de áreas naturales protegidas, principalmente de Chiapas. También ha trabajado con ranas y tortugas dulceacuícolas en la Selva Lacandona. En un proyecto realizado por seis años en la Reserva El Ocote —donde trabajaron con anfibios y reptiles—, obtuvo recursos del Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza y del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). Es uno de los dos investigadores que trabajan este tema en Ecosur, el otro es un investigador en Ecosur Chetumal. Actualmente estudia los anuros, ranas y sapos, uno de los tres órdenes que constituyen el grupo de los anfibios. Entre algunos aspectos está la quitridiomicosis, enfermedad provocada por un hongo que ataca a los anfibios sin cola, las ranas y sapos. Recientemente, en colaboración con el estudiante de biología Luis Javier Caloca Peña, terminó la primera parte de un proyecto de investigación sobre rana arborícola (Ecnomiohyla valancifer), especie en peligro de extinción y microendémica, que se distribuye en la comunidad El Pozo, Berriozábal, Chiapas y en la región de los Tuxtlas en Veracruz.

Fuente: Conacyt. 14 de enero de 2019,
http://www.conacytprensa.mx/index.php/ciencia/mundo-vivo/25072-rana-arboricola-especie-peligro-extincion

Logran temperaturas cercanas al cero absoluto:-273.15°

La materia más fría del universo no está ni en el espacio exterior ni en los casquetes polares, sino en los laboratorios de física, en los que se enfrían nubes de átomos a temperaturas extremadamente bajas. En el Laboratorio de Átomos Fríos del Instituto de Ciencias Nucleares enfrían de forma cotidiana átomos a temperaturas cercanas al cero absoluto, es decir, casi a – 273.15° Celsius. El objetivo es hacer investigación básica y aplicada. “Enfriar átomos nos permite estudiarlos y controlarlos con muchísima precisión”, dijo Fernando Ramírez Martínez, investigador corresponsable del laboratorio. “Primero tenemos que atraparlos, y para lograrlo necesitamos interactuar con ellos. Para esto, la luz es nuestra principal herramienta de trabajo”. Los investigadores, para alcanzar esas temperaturas, hacen más lento el movimiento de las partículas atómicas utilizando haces de luz láser. Usualmente, la experiencia indica que la luz calienta a la materia sobre la que incide, como cuando nos ponemos al Sol. Pero usando la luz láser de una manera muy precisa pueden enfriarse los átomos, reduciendo su movimiento casi al grado de detenerlos por completo. Utilizamos átomos de rubidio en estado gaseoso, aunque también suelen usarse en estos experimentos otros, como el cesio que incidentalmente se emplea para definir la duración de un segundo, explicó Lina Marieth Hoyos, participante en el proyecto. No hay ninguna razón fundamental para no enfriar otros átomos; trabajamos con el rubidio simplemente por cuestiones técnicas, pues resulta más económico y su manejo es muy sencillo, agregó Ramírez Martínez. Una trampa magneto-óptica es un dispositivo en el que se enfrían y confinan los átomos en un volumen muy pequeñito. Está compuesta por una cámara de vacío en la que se inyectan los que se quieren enfriar, que en un principio se mueven muy rápido y en todas direcciones (en promedio algunos cientos de metros por segundo), debido a que se encuentran a temperatura ambiente.

Fuente: Gaceta, UNAM. 14 de enero de 2019,
http://www.gaceta.unam.mx/logran-temperaturas-cercanas-al-cero-absoluto-273-15/

Así era el increíble monstruo marino prehistórico revelado tras más medio siglo de trabajos científicos

Hace unos 200 millones de años, en lo que hoy es Warwickshire (centro de Inglaterra), un reptil con forma de delfín murió y sus restos se hundieron en el fondo del mar. El lugar donde terminó la criatura protegió su cráneo y conservó asombrosos detalles de su estructura, algo que permitió a los científicos hacer una reconstrucción digital de su aspecto. El fósil, presentado en la revista PeerJ, ofrece una visión única de la vida de un ictiosaurio. Sus huesos fueron encontrados en los terrenos de un granjero hace más de 60 años. Se sabe que la temible criatura, que vivió hace más de100 millones de años y era similar a un delfín de la actualidad, se alimentaba de peces, calamares y probablemente otros animales marinos de su tipo. Sorprendentemente, el cráneo tiene un nivel de conservación único y contiene huesos que rara vez han sido encontrados. Ha tomado más de medio siglo estudiar y describir a este ictiosaurio, pero valió la pena la espera", dijo el paleontólogo Dean Lomax, de la Universidad de Manchester. Gracias a los datos recopilados de las tomografías computarizadas, los investigadores Nigel Larkin y Laura Porro pudieron reconstruir digitalmente todo el cráneo. La tomografía computarizada nos permite mirar dentro de los fósiles. En este caso, pudimos ver largos canales dentro de los huesos del cráneo que originalmente contenían vasos sanguíneos y nervios", dijo Porro. El ictiosauro fue identificado en un principio como una especie común, pero después de estudios detallados, los científicos lo identificaron como u nictiosaurio raro llamado Protoichthyosaurus prostaxalis. En el pasado se han realizado estudios de grandes cráneos de reptiles marinos para reconstruirlos, pero nunca estuvieron completos. Pudimos editar digitalmente el cráneo original, es decir, mover los huesos y manipularlos para que estuvieran en la posición que tenían cuando el animal vivía", destacó Dean Lomax.

Fuente: BBC. 14 de enero de 2019,
https://www.bbc.com/mundo/noticias-46803098

El fotógrafo de las estrellas

En su niñez, David recibió un regalo que cambió su destino: un telescopio de juguete que, en su atractivo empaque, prometía a su pequeño dueño admirar con nitidez los extensos cráteres de la luna, los enigmáticos anillos de Saturno y miles de titilantes estrellas. Hoy en día, David Olivos Sánchez es un reconocido astrofotógrafo y comparte en entrevista con la Agencia Informativa Conacyt su primera experiencia al observar el cielo y su fructífera actividad como divulgador.  Los Reyes Magos me trajeron un telescopio de juguete que me causó muchas frustraciones debido a que su montura era muy endeble y la forma de utilizarlo no era para nada sencilla, veía ciertas estrellas mal enfocadas; sin embargo, eso me provocaba una inmensa felicidad, recuerda. La frustración de un niño que no lograba enfocar los astros llegó al límite y destruyó el telescopio. Pero su interés no menguó y encontró en la lectura de libros de astronomía y en series de televisión, las fuentes perfectas para saciar su curiosidad. El tiempo pasó y David siguió un camino distinto como programador y divulgador de fauna silvestre, otra de sus grandes pasiones. No obstante, su pasión por la astronomía no disminuyó y cuando se convirtió en padre de familia vio la perfecta oportunidad de regalar a sus hijos un telescopio, un regalo que también era para él. Compramos uno –telescopio– económico en el centro y sí nos dio varias satisfacciones, como ver la nebulosa de Orión, algunas estrellas y la luna. A partir de ello, poco a poco, David compró algunos telescopios y cámaras más especializados hasta tener un equipo con el que puede practicar la astrofotografía. Menciona que ha sido fruto de algunos sacrificios, ya que no es nada barato hacer astrofotografía porque es una disciplina que requiere cámaras especiales y equipo sofisticado. Por ello, también le gusta acercarlo a los niños y jóvenes porque no todos tienen la oportunidad de hacerlo. Precisamente su actividad como divulgador de astronomía le permite acercarse a los jóvenes y enseñarles las estrellas a través de campamentos de observación en las inmediaciones de la Ciudad de México. Su agrupación, llamada Ne-notoka Cofame Conservando Fauna Mexico A.C., hace observaciones periódicamente, además de dar charlas de divulgación y participar en eventos como la Noche de las Estrellas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Fuente: Conacyt. 14 de enero de 2019,
http://www.conacytprensa.mx/index.php/ciencia/universo/25053-david-olivos-fotografo-estrellas

El planeta cercano que puede albergar vida pese a sus 170 grados bajo cero

Barnard b (o GJ 699 b) es un mundo situado en el segundo sistema estelar más cercano al nuestro, a tan solo seis años luz de distancia. Su existencia fue dada a conocer hace tan solo unos meses por un equipo español en la revista «Nature». Se trata de una supertierra cuya masa triplica la de nuestro planeta y que orbita tan lejos de su estrella, una enana roja, que recibe muy poca radiación y su temperatura alcanza los 170 grados bajo cero. Un infierno helado en el que la vida resultaría muy complicada. Sin embargo, una nueva investigación en la que participan el Instituto de Astrofísica de Canarias y la Universidad de Villanova (EE.UU.) ha desvelado que Barnard b podría no ser tan desolador como parece. Si tiene un gran núcleo de hierro o de níquel caliente y una actividad geotérmica, podría albergar una vida primitiva, según han dado a conocer los autores del estudio en la reunión anual de la Sociedad Astronómica Americana que se celebra estos días en Seattle. Este exoplaneta orbita la estrella Barnard cada 233 días aproximadamente a la misma distancia que Mercurio lo hace alrededor del Sol. Pasa cerca de la línea de nieve que rodea la tenue estrella (más pequeña que el Sol y menos luminosa), donde existen auténticos copos helados. Sin embargo, «el calentamiento geotérmico podría soportar 'zonas de vida' debajo de su superficie, similares a los lagos subterráneos encontrados en la Antártida», afirma Edward Guinan, profesor en el Departamento de Astronomía y Astrofísica en Villanova. «La temperatura de la superficie en Europa, la luna helada de Júpiter, es similar a la de Barnard b, pero debido al calentamiento de las mareas, es probable que Europa tenga océanos líquidos bajo su superficie helada», señala.

Fuente: ABC. 14 de enero de 2019,
https://www.abc.es/ciencia/abci-planeta-cercano-170-grados-bajo-cero-puede-albergar-vida-201901110204_noticia.html

El fitoplancton, básico para la vida en la Tierra

El fitoplancton –microorganismo autótrofo– es la base de los ecosistemas acuáticos. Su función es fundamental en la vida del planeta: consiste en realizar fotosíntesis, un proceso en el que intervienen agua, sales nutrientes, bióxido de carbono y radiación solar, el cual culmina con la producción de oxígeno y la formación de diversos compuestos orgánicos como carbohidratos y proteínas. En este proceso, la materia inorgánica se transforma en orgánica, misma que se transfiere al zooplancton, microorganismos heterótrofos, que deriva en alimento de otras especies al establecerse una complicada trama trófica hasta llegar a los especímenes superiores como las ballenas. En realidad, el plancton alimenta al mundo. Más de 50 por ciento del oxígeno que hay en este planeta y del cual somos beneficiarios se produce en el mar por medio de la fotosíntesis desencadenada por el fitoplancton, explicó Sergio Licea Durán, responsable del Laboratorio de Fitoplancton y Productividad del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología. Su presencia en los mares data desde el principio de la vida, agregó el investigador, “tiene un origen polifilético, evolutivamente hablando; de ahí se explica su diversidad, expresada en el número de especies diferentes en determinado ecosistema, región o país. Actualmente la actividad antropogénica hace que se viertan todo tipo de contaminantes en los mares, con consecuencias aún no bien conocidas en estos organismos, precisó Licea. Frente a esos fenómenos se altera la abundancia y distribución del plancton. “Sin embargo, reporta ventajas ya que hay especies indicadoras de contaminación, de cambios en la temperatura y de lo que en este momento pudiera ser de vital importancia: indicadores del cambio climático”. Por tanto, es indispensable estudiar la composición de las especies en los ecosistemas: abundancia, diversidad y variación, para entender el funcionamiento de los ecosistemas marinos. Esa es una de las razones por las que son necesarias las colecciones de microalgas como la del Laboratorio de Fitoplancton y Productividad de la UNAM. El hecho de conocer las especies representa un beneficio, consideró, pues analizar estos organismos podría ayudar a obtener energía ‘limpia’ mediante biocombustibles y algas, en particular las microalgas, debido a su rápida tasa de reproducción.

Fuente: Gaceta UNAM. 07 de enero de 2019,
http://www.gaceta.unam.mx/el-fitoplancton-basico-para-la-vida-en-la-tierra/

La cara oculta de la Luna: cómo es la depresión de Aitken, el lugar donde China busca pistas sobre el origen de la vida en la Tierra

Hace 4 mil millones de años la Luna sufrió un bombardeo apocalíptico. Una violenta lluvia de asteroides azotó su superficie y le dejó profundas cicatrices que perduran hasta hoy. Ese diluvio de meteoritos duró entre 20 y 200 millones de años y, aunque también afectó a la Tierra y a otros cuerpos del Sistema Solar, se le conoce como el cataclismo lunar. Y la más grande, profunda y antigua de las cicatrices lunares es la llamada depresión de Aitken, ubicada en el Polo Sur lunar, una inmensa cuenca de 2.500 km de diámetro que se extiende a lo largo de casi un cuarto de la Luna. La distancia entre sus zonas más profundas y los picos más altos que la rodean alcanza los 15 km, eso es casi el doble que la altura del Monte Everest en la Tierra. Y fue ahí donde alunizó la sonda espacial china Chang'e 4, la primera en llegar jamás al lado oculto de la Luna. Según la NASA, la depresión de Aitken es "uno de los destinos más fascinantes de la Luna". Pero una de las razones es que guarda un enigma: los científicos que estudian la Luna aún no saben si esa cuenca fue una de las heridas causadas por el cataclismo. Es decir, no saben exactamente cuándo se formó la depresión. Ese misterio, sin embargo, podría comenzar a resolverse con la llegada de Chang'e 4. Y aunque la Luna esté a casi 400.000 km de la Tierra, saber qué tan antigua es Aitken servirá para descifrar claves sobre la vida en nuestro planeta. 

Fuente: BBC. 07 de enero de 2019,
https://www.bbc.com/mundo/noticias-46755028

Investigación forense a partir de dientes y huellas labiales

En promedio, la dentadura humana tiene 32 dientes. Las diferentes características morfológicas y métricas de cada uno –más los aspectos adquiridos (brackets, amalgamas, endodoncia y pigmentación, entre otras) hacen que la probabilidad de que haya dos dentaduras idénticas sea prácticamente nula. La cantidad de combinaciones de patrones dentales posibles es inmensa; incluso, la dentadura de cada gemelo presenta diferencias con respecto a la de su par. Gracias a estos testigos dentales, la odontología forense puede ofrecer información inequívoca para la identificación de cuerpos en fase adelantada de descomposición, esqueletizados, ahogados o calcinados por explosiones o desastres masivos como el atentado del 11 de septiembre de 2001 a las Torres Gemelas de Nueva York o el tsunami de 2004 en el océano Índico, dijo Ivet Gil-Chavarría, investigadora Cátedra Conacyt y miembro de la Unidad de Identificación de la licenciatura en Ciencia Forense de la Facultad de Medicina (FM). Constituida por diversas disciplinas, el área forense está destinada a la identificación de personas no sólo muertas, sino también vivas. “En este último caso contribuye a la resolución de problemas legales para impartir justicia. Por ejemplo, si se encuentra un chicle masticado en un lugar de investigación, puede confrontarse la huella de mordida dejada en él con el patrón dental del sujeto que, se infiere, estuvo en ese sitio”, indicó Gil-Chavarría. En condiciones ideales, los análisis morfológico y morfométrico de dientes permiten estimar el sexo, edad y ancestría (afinidad biológica a un tipo de población) de un individuo (estos datos son requeridos en una investigación forense). Aunque en el país ya hay trabajos en población mexicana, los protocolos oficiales de entidades gubernamentales todavía utilizan referencias internacionales, como el método de Lamendin (que sirve para estimar la edad mediante la transparencia radicular reportada para la población francesa).

Fuente: Gaceta UNAM. 07 de enero de 2019,
http://www.gaceta.unam.mx/investigacion-forense-a-partir-de-dientes-y-huellas-labiales/

Un mapa celeste trazado con rayos cósmicos

Cada segundo, millones de astropartículas caen por todas direcciones a la Tierra sin que nos demos cuenta. Estos rayos cósmicos provienen de objetos tan lejanos como centros activos de galaxias, remanentes de supernovas y otros aceleradores cósmicos, y el largo viaje que trazan estos miles de rayos antes de llegar a nuestro planeta podría darnos una idea de cómo es el cielo que observamos. Con información obtenida de los observatorios de neutrinos, IceCube, y de rayos gamma, HAWC (acrónimo de High Altitude Water Cherenkov), el astrofísico tapatío Juan Carlos Díaz Vélez desarrolló un mapa del cielo; para este fin, se analizaron datos de las caídas de rayos cósmicos para determinar la energía y dirección de arribo de estas señales en ambos hemisferios de la Tierra. Como los rayos cósmicos vienen con una carga eléctrica, son afectados por los campos magnéticos y estos ejercen una fuerza en las partículas y las desvían, y las partículas de los rayos cósmicos pueden ir viajando en espiral o girando y cuando llegan a la Tierra es difícil detectar su origen porque son desviados muchas veces en su camino. Díaz Vélez, doctor en ciencias físico matemáticas por el Centro Universitario de Los Valles (CUValles) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), desarrolló este trabajo como su tesis doctoral. Durante su posgrado, este astrofísico tapatío colaboró con HAWC y IceCube, localizados en Puebla y el Polo Sur, respectivamente, de donde obtuvo un cúmulo de datos. Uno de los objetivos de este trabajo fue definir ambas partes del cielo, para lo cual, el doctor Díaz Vélez, quien actualmente trabaja en el Centro de Astrofísica y Partículas IceCube en la Universidad de Wisconsin, en Madison, Estados Unidos, reunió los datos de ambos observatorios para generar un mapa de los dos hemisferios.

Fuente: Conacyt. 07 de enero de 2019,
http://www.conacytprensa.mx/index.php/ciencia/universo/25283-mapa-celeste-rayos-cosmicos

New Horizons confirma su encuentro con Ultima Thule, el objeto más distante del Sistema Solar jamás explorado

Señales de la sonda New Horizons recibidas por la NASA confirmaron su encuentro con Ultima Thule, el objeto más distante en el Sistema Solar jamás visitado por una nave. Científicos de la agencia espacial estadounidense señalaron que la sonda se encuentra en una condición saludable tras pasar, hace pocas horas, por la roca helada. Ultima Thule se encuentra a unos 6.500 millones de kilómetros de distancia de la Tierra, más allá del Sistema Solar, en un área denominada Cinturón de Kuiper. La sonda enviará las fotos y otras observaciones en los próximos meses. "¡Adelante New Horizons!, exclamó el científico en jefe Alan Stern a las 05:33 GMT, el momento en el que se suponía que la sonda New Horizons hacía su acercamiento más próximo a Ultima Thule. Estaría engañándoles, sin embargo, si no les dijera que también estamos en ascuas esperando ver cómo resulta esto", comentó con anterioridad. Sólo tenemos una oportunidad para esto. Nada parecido se ha logrado antes y, como con cualquier misión como esta, hay riesgos, dijo a los periodistas. La New Horizons está programada para explorar de cerca el frío y misterioso cuerpo celeste. Pero Ultima Thule estaba tan distante que la señal de confirmación tardó horas en llegar. Presumiendo que todo salga bien, las primeras imágenes cercanas saldrán el miércoles. Ultima Thule es un término de origen griego usado por geógrafos romanos y medievales para indicar el norte lejano o un lugar "situado más allá del mundo conocido". El término fue elegido por el público en una convocatoria de la NASA para dar nombre al objeto conocido hasta entonces como 2014 MU69 y situado a 6.500 millones de kilómetros de la Tierra.

Fuente: BBC. 07 de enero de 2019,
https://www.bbc.com/mundo/noticias-46701354

La cara oculta de la Luna

Es algo que ninguna potencia espacial había logrado. Y confirma un "nuevo orden mundial" en exploración lunar. La sonda china Chang'e 4 se convirtió este jueves en la primera nave en alunizar en la cara oculta de la Luna. La misión es un "paso histórico en exploración espacial", según la prensa china, y permitirá explorar el lado menos conocido de nuestro satélite, además de realizar experimentos con organismos vivos como semillas de patata y capullos de gusanos de seda. En BBC Mundo te contamos cuatro ambiciosos objetivos científicos de la histórica misión china. La cara oculta de la Luna es también llamada el lado oscuro de nuestro satélite, no porque carezca de iluminación, sino porque es en gran medida desconocido. Este lado que jamás vemos desde la Tierra es radicalmente diferente de la cara visible y está cubierto de cráteres. Chang'e 4 aterrizó en la superficie plana de unos 200 km de un cráter llamado Von Kárman, que se encuentra a su vez en un gran cuenca, la depresión de Aitken. Esta depresión gigantesca tiene unos 2.500 km de diámetro y 13 km de profundidad", le explicó a la BBC Andrew Coates, profesor de Física de University College London. Es producto de uno de los impactos más grandes en el Sistema Solar. Se cree que el choque que creó esa gran depresión fue tan potente que perforó la corteza de la Luna hasta el manto, agregó Coates. Los investigadores chinos buscarán dirigir sus instrumentos hacia rocas del manto expuestas en esa cuenca.

Fuente: BBC. 07 de enero de 2019,
https://www.bbc.com/mundo/noticias-46749018