Arsia Mons, el volcán marciano que escupió lava cuando en la Tierra había dinosaurios

En la actualidad, Marte parece un planeta totalmente muerto. Sus profundos cañones solo son recorridos por el polvo, y sus inmensos volcanes, entre ellos el mayor volcán del Sistema Solar, Olympus Mons, permanecen en silencio. Pero no siempre fue así. Una reciente investigación de la NASA sugiere que un volcán marciano de nueve kilómetros de altura, Arsia Mons, estuvo escupiendo lava hace apenas 50 millones de años, un suspiro en la escala del tiempo geológico, y justo en el momento en que los dinosaurios y otras muchas especies se estaban extinguiendo en la Tierra. Los resultados han sido presentados recientemente en la Lunar and Planetary Science Conference que se está celebrando en Texas, Estados Unidos, y además se han publicado en Earth and Planetary Science Letters. Estimamos que el pico de actividad de Arsia Mons probablemente ocurrió hace unos 150 millones de años, durante el final del período Jurásico en la Tierra, y que después se apagó al mismo tiempo que desaparecieron los dinosaurios en la Tierra, ha explicado en un comunicado de la NASA Jacob Richardson, investigador en el Goddard Space Flight Center, en Maryland (Estados Unidos). Sin embargo, es posible que las últimas chimeneas hayan estado activas en los últimos 50 millones de años, lo que es realmente reciente en términos geológicos, ha añadido. Arsia Mons es el volcán más meridional de un trío de volcanes escudo a los que se conoce como Tharsis Montes. Están situados cerca del ecuador, y se formaron lentamente a lo largo de miles de millones de años.

Fuente:ABC Español, 27 de marzo de 2017,
http://www.abc.es/ciencia/abci-arsia-mons-volcan-marciano-escupio-lava-cuando-tierra-habia-dinosaurios-201703211720_noticia.html

Inmersión virtual por las nebulosas del universo

Navegar por las nebulosas de Orión o de la Serpiente desde un celular o una tableta: esto es lo que ofrecen científicos del Instituto de Astronomía con la exposición Nebulosas: del nacimiento a la muerte estelar. Fue inaugurada en el vestíbulo de la entidad universitaria, donde puede ser visitada por todo el público y permanecerá hasta el 19 de abril. Presenta 40 imágenes, 12 de ellas con realidad virtual; así, mediante la aplicación denominada Nebulosas, se puede hacer un recorrido por todos los ángulos de la materia cósmica, con un audio que explica qué es lo que se está viendo. “Te puedes desplazar con tu tableta o mover la imagen para adentrarte en la nebulosa, verla por arriba, por abajo, por un lado o por otro. Prácticamente es una inmersión”, resaltó Brenda Arias, curadora de la muestra. Ella estuvo acompañada por William Lee, titular de la Coordinación de la Investigación Científica; Luis Felipe Bracho, de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación; José de Jesús González, director de Astronomía, y de reconocidos investigadores como Manuel Peimbert. Lee Alardín comentó que estas imágenes, particularmente hermosas, presentan las cosas espectaculares que hay en el universo y que forman parte de un todo. “Las aplicaciones, de las que la realidad aumentada es un ejemplo, van empujando desarrollos tecnológicos y esa parte es muy importante, porque permiten acercar los resultados de la investigación al público en general. Sin el impulso por hacer cosas diferentes no habría los avances tecnológicos de hoy”, enfatizó. Las imágenes de la exposición fueron captadas por mexicanos aficionados a la astrofotografía y resultaron ganadoras del concurso organizado por el Instituto en 2015. La app fue creada por el equipo de María del Carmen Ramos Nava, jefa del Departamento de Visualización y Realidad Virtual, y está disponible, de forma gratuita, en PlayStore de Google, y en poco tiempo habrá versión para los dispositivos Apple. Para diseñarla, los especialistas se apoyaron en imágenes del objeto visto y también con una visión artística, para imaginar, así, cómo se verían las nebulosas desde diferentes ángulos, precisó Ramos Nava.

Fuente:Gaceta UNAM, 27 de marzo, de 2017,
http://www.gaceta.unam.mx/20170321/inmersion-virtual-por-las-nebulosas-del-universo/

Las increíbles moléculas que se auto organizaban antes del origen de la vida

Aún se desconoce cómo surgió la vida en la Tierra. Algunos creen que las semillas básicas llegaron al planeta a bordo de asteroides y cometas, o bien que los ingredientes ya estaban en el planeta. Quizás los rayos, los volcanes y los mares fueron el caldo de cultivo idóneo para el primer ser vivo. Un equipo internacional de científicos, dirigidos por Juan Manuel García-Ruiz, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha hecho un descubrimiento que puede ayudar a entender las circunstancias en las que apareció la vida. El hallazgo, presentado en Science Advances, confirma que en las condiciones de la Tierra primitiva, en las que no era raro encontrar agua muy básica (con un pH muy alto), era posible la auto organización de pequeñas moléculas minerales. Entre otras cosas, estas eran capaces de formar biomorfos, estructuras inertes que tienen una forma, una textura y una simetría similar a las de los seres vivos. Este articulo demuestra que los fenómenos de auto organización mineral pudieron tener lugar en la Tierra primitiva», ha explicado García-Ruiz a ABC. Además, tal como ha dicho, este avance sugiere que el fenómeno podría haber sido frecuente también en otros planetas similares a la Tierra. Según este investigador, lo interesante es que, como esas estructuras auto ensambladas también son catalizadoras de reacciones químicas prebióticas, este estudio abre la puerta a «buscar si ha existido acoplamiento químico entre ellas y las moléculas orgánicas que se formaban a su alrededor». Por eso, podrían ayudar a comprender cómo surgió la vida en la Tierra primitiva.

Fuente: ABC Español, 27 de marzo, de 2017,
http://www.abc.es/ciencia/abci-moleculas-autoorganizaban-antes-origen-vida-201703152213_noticia.html

Estudio sugiere cambiar árbol genealógico de los dinosaurios

Científicos creen que el tradicional árbol evolutivo de estas criaturas aceptado desde hace 130 años es erróneo y debe ser completamente revisado y renombrado Los dinosaurios pueden haberse originado en el hemisferio norte más que en el sur, como se creía hasta ahora. Mientras analizaron el árbol de la familia de los dinosaurios, investigadores de la Universidad de Cambridge y el Museo de Historia Natural de Londres, en Reino Unido, llegaron a la conclusión de que los dinosaurios pudieron surgir con la misma facilidad en la masa terrestre del norte conocida como Laurasia, aunque hay que recordar que los continentes estaban mucho más juntos en este momento. El nuevo estudio presenta además una propuesta revolucionaria sobre su origen y evolución, que implicaría la reorganización completa de las actuales clasificaciones. Esta teoría, desarrollada por investigadores de la Universidad de Cambridge y publicada en el último número de la revista Nature, cuestiona también aspectos fundamentales sobre la naturaleza de los primeros saurios. Desde hace más de un siglo los dinosaurios se han clasificado en dos clados o grupos principales: los ornitisquios, caracterizados por una estructura pélvica similar a la de las aves, y los saurisquios, cuya pelvis se asemeja más a la de los reptiles. En el primer clado se incluyen los ornitópodos, como el Iguanodon, y los dinosaurios con coraza, como el triceratos o el estegosaurio. Los saurisquios, por su parte, agrupan a los grandes carnívoros terópodos, como el tiranosaurio, y a los saurópodos gigantes, como el diplodocus y el brontosaurio. Sin embargo, la nueva clasificación propuesta por los investigadores de Cambridge establece una relación directa entre los ornitisquios y los terópodos, de manera que los dos quedan dentro de un nuevo clado, llamado Ornithoscelida. Por otro lado, en el grupo de los saurisquios permanecerían los grandes saurópodos, que los paleontólogos británicos agrupan con una de las especies más antiguas, los herrerasaurios.

Fuente: Telesur Tv, 27 de marzo, de 2017,
http://www.telesurtv.net/news/Estudio-sugiere-cambiar-arbol-genealogico-de-los-dinosaurios-20170323-0007.html

El genoma de los pulpos demuestra que son como extraterrestres

El ya desaparecido zoólogo británico Martin Wells decía que el pulpo es un extraterrestre, y nuestro artículo describe entonces el primer genoma secuenciado de un extraterrestre, señaló Clifton Ragsdale, profesor asociado en Neurobiología y Biología Organística y Anatomía en la Universidad de Chicago (UCH). Ragsdale es coautor del primer análisis completo del material genético (genoma) del pulpo, efectuado por investigadores de la UCH, la Universidad de California Berkeley y el Instituto de Ciencia y Tecnología de Okinawa (OIST), en Japón. Este trabajo, patrocinado por el Consorcio de Secuenciación de Cefalópodos (CephSeq), ha analizado los genes de un pulpo de California llamado ‘Octopus bimaculoides’, descubriendo que tienen diferencias sorprendentes respecto de otros invertebrados. El pulpo parece ser totalmente diferente del resto de los animales, incluidos otros moluscos, con sus ocho brazos prensiles, su cerebro de grandes dimensiones y su capacidad inteligente para resolver problemas, según Ragsdale. De hecho, los pulpos, cefalópodos o moluscos depredadores, según la UCH, viven en todos los océanos en casi todas las profundidades y tienen una historia evolutiva que abarca más de 500 millones de años, mucho antes de que las plantas se trasladaran a la Tierra, definiéndolos como unos animales realmente extraños. Según la UCH, poseen adaptaciones únicas, como brazos prensiles alineados con ventosas sensibles a los compuestos químicos presentes en el entorno acuático, ojos similares a los de animales vertebrados y cerebros altamente desarrollados, que han demostrado capacidades de resolver problemas complicados y comportamientos de aprendizaje. Se trata de una criatura sin esqueleto y con tres corazones, con medio billón de neuronas distribuidas en ocho brazos tentaculares, cada uno de los cuales puede regenerarse, que posee una mente propia, así como músculos que se endurecen temporalmente en sus codos y hombros, señala el OIST. Además, tienen la misteriosa capacidad de un camuflaje perfecto y decora su guarida con restos de su presa, representando el pináculo de un camino evolutivo alternativo al humano.

Fuente: El Tiempo, 27 de marzo, de 2017,
http://www.eltiempo.com/vida/ciencia/los-pulpos-son-como-extraterrestres-segun-su-genoma-69552?hootPostID=0f82f8d12d4cf30ceb7ffc43c3a7c240

El Sol sin manchas por dos semanas luce impecable en el equinoccio 

La cara visible de nuestra estrella está nuevamente sin manchas solares, esta vez desde el 6 de marzo de manera consecutiva. Su rostro se ve impecable por más de dos semanas, algo característico de que el Mínimo Solar se está acercando. El Mínimo Solar es el período del ciclo solar -que dura 11 años-con menor actividad, menor promedio de tormentas solares, menor radiación, y por su puesto de menor número de manchas solares acumuladas. En este período la atmósfera superior de nuestro planeta se enfría y se contrae, dejando pasar más rayos cósmicos. El actual ciclo solar, es el número 24 registrado históricamente por los astrónomos del Observatorio Royal de Bélgica, con la colaboración de observaciones internacionales. Comenzó con el Mínimo solar observado en el 2009, y el próximo mínimo está pronosticado para el 2020, donde los días sin manchas solares pueden ser meses. Las manchas solares son las zonas activas por donde emergen las llamaradas solares y las eyecciones de masa coronal, gran cantidad de radiación es liberada de estas. El período más prolongado registrado de un rostro impecable del Sol fue de 92 días entre el 8 de abril y el 8 de julio de 1913. En el ciclo solar 24, se suman 26 días sin manchas en 2017, 32 días en 2016, 1 día en 2014, 51 días en 2010 y 256 días en 2009. 

Fuente: La gran época, 27 de marzo, de 2017,
http://www.lagranepoca.com/ciencia-y-tecnologia/noticias/119520-el-sol-sin-manchas-por-dos-semanas-luce-impecable-en-el-equinoccio.html

Así es la primera rana fluorescente que han descubierto en el mundo

La rana arborícola parece a simple vista una rana normal y nadie hasta ahora le prestó demasiada atención. Pero un día un científico en Argentina, que estaba investigando la coloración de los animales para su tesis de doctorado, le apuntó a una con luz violeta y descubrió algo increíble: ¡la rana es fluorescente! La humilde rana arborícola pasó así a convertirse en el primer anfibio que puede aumentar su brillo naturalmente. O por lo menos en el primero en ser descubierto, porque los científicos creen que podría haber otros que hacen lo mismo.Hasta ahora no se había oído (sobre la fluorescencia en los anfibios), apunta la revista Nature. El autor del hallazgo, el biólogo argentino Carlos Taboada, trabaja en la división de Herpetología del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia.Taboada confesó a BBC Mundo que su descubrimiento no fue reciente, aunque se haya dado a conocer ahora. Encontramos la rana hace unos seis años, pero cuando nos dimos cuenta de que era fluorescente decidimos investigar cómo lo hace antes de darlo a conocer, explicó. Taboada y su colega Andrés Brunetti, también presente durante el hallazgo, no querían que lo de la rana fluorescente se convirtiera en una de esas noticias sensacionalistas que luego nunca son investigadas.

Fuente: BBC, 21 de marzo de 2017,
http://www.bbc.com/mundo/noticias-39274909

La última cena del agujero negro de la Vía Láctea y las Burbujas de Fermi

El inmenso agujero negro en el centro de la Vía Láctea tuvo su gran última cena hace unos 6 millones de años, cuando consumió una enorme masa de gas absorbida por su ineludible fuerza gravitacional. El banquete le debió haber causado una gran indigestión, pues el hinchado agujero luego "eructó" una colosal burbuja de gas que pesa el equivalente a millones de soles y ahora se alzan arriba y abajo del eje central de nuestra galaxia. Así lo determinaron los astrónomos que midieron con mayor exactitud la edad de las burbujas utilizando el telescopio espacial Hubble de la NASA. Las gigantescas estructuras, que se conocen como las Burbujas de Fermi, fueron descubiertas en 2010 por el telescopio espacial Fermi de rayos Gama de la NASA. Sin embargo, antes de este reciente estudio, no se conocía bien su origen ni edad. Por primera vez hemos rastreado el movimiento de gas frío a través de una de las burbujas, lo que nos permitió registrar la velocidad del gas y calcular cómo se formaron las burbujas, explicó el director de la investigación Rongmon Bordoloi, del Massachusetts Institute of Techonology (MIT) en Estados Unidos. Lo que encontramos es que un evento energético muy fuerte ocurrió entre 6 millones y 9 millones de años atrás. Pudo haber sido una nube de gas fluyendo dentro del agujero negro, que despidieron chorros de materia, formando los lóbulos gemelos de gas caliente que hemos observado con los rayos X y rayos Gama. El astrónomo señaló que, desde entonces, el agujero negro sólo ha estado comiendo pequeñas meriendas. Un agujero negro es una región densa y compacta del espacio con una fuerza gravitacional tan intensa que ninguna materia, ni la luz, pueden escapar.

Fuente: BBC, 21 de marzo de 2017,
http://www.bbc.com/mundo/noticias-39280247

Por qué en los Alpes franceses no se puede respirar (y no es por falta de oxígeno)

Desde el balcón de su apartamento en la bonita población de Sallanches, Camille Jouvenceau tiene una vista increíble de Mont Blanc, la montaña más alta de Europa occidental. Pero el aire de la montaña no la atrae. "El aire afuera huele mal, por lo que uno se lo piensa dos veces antes de salir", le dice a la BBC. Ha tenido bronquitis, asma e infecciones del oído de forma intermitente desde finales de noviembre, cuando la contaminación de partículas finas empezó a llegar a niveles de alerta roja. "Antes de salir de la casa te preguntas si el aire te va a hacer toser o escupir o que te lloren los ojos", dice Jouvenceau, de 24 años. "Ahora salgo más temprano al trabajo, para poder caminar despacio. Y he dejado de montar en bicicleta o hacer cualquier deporte". Así es todos los años en los 105 kilómetros de largo del Valle del Arve, hogar de 150.000 personas, rodeado por algunas de las estaciones de esquí más famosas del mundo: Megève, Saint Gervais y Chamonix. En esta región la contaminación de las partículas finas (PM10) y ultra-finas (PM2.5) -las que se meten directamente en nuestros tubos bronquiales y hacer el mayor daño- es peligrosamente alta durante un promedio de 40 días al año.En invierno, en esta parte de los Alpes se presenta la peor contaminación de partículas finas de Francia.

Fuente: BBC, 21 marzo de de 2017,
http://www.bbc.com/mundo/noticias-39257586

La innovadora solución finlandesa para reducir el impacto de los cargueros, uno de los vehículos más contaminantes del planeta

Los llaman "los mastodontes de las emisiones contaminantes": según la Organización Marítima Internacional, los buques de carga emiten unas 1.000 millones de toneladas de CO2 anualmente, comparado con 781 millones de la industria de la aviación. Esta industria de transporte marítimo es responsable de casi 2,5% de las emisiones de gases contaminantes de efecto invernadero. Si la tendencia continúa, la cifra aumentará a 17% de las emisiones de gases invernadero en los próximos 30 años. Uno de los problemas es que la industria del transporte marítimo hasta ahora no había estado regulada por los acuerdos sobre cambio climático, ni por ningún tratado para reducir sus emisiones. Pero ante el drástico incremento de esta fuente de contaminación, la industria está llevando a cabo esfuerzos para reducir sus emisiones. La empresa finlandesa Norsepower está llevando a cabo un proyecto con la mayor compañía de transporte marítimo, el conglomerado danés Maersk, para probar un nuevo sistema de propulsión eólica en los buques de carga. El proyecto involucra los llamados rotores Flettner, que fueron patentados a principios del siglo XX por el alemán Anton Flettner. Se trata de enormes cilindros giratorios -o rotores- que han sido bautizados "velas rotativas", que utilizan la energía del viento para impulsar la nave. 

Fuente: BBC, 21 marzo de de 2017,
http://www.bbc.com/mundo/noticias-39291761 

Científicos hallan un vínculo entre el fenómeno de El Niño y desastres históricos 

Si El Niño, el fenómeno climático que ocurre periódicamente en el Pacífico, vuelve este año, el aumento de la lluvia podría salvar a California de su actual severa  sequía. Pero mientras que El Niño puede rescatar las zonas de sequía, también puede destruir civilizaciones enteras, como los científicos están descubriendo ahora. Todo, desde la gran pandemia de gripe de 1918, que mató a 50 millones de personas, a la caída de los imperios mayas e incas se puede vincular a El Niño y la evidencia está en el más improbable de los lugares – los glaciares tropicales–. Durante años, Lonnie G. Thompson, un paleoclimatólogo de la Universidad Estatal de Ohio, en Columbus, ha sacado muestras de hielo –núcleos de hielo– de los glaciares en la cimas de las montañas de los Andes, en Perú, y de la cordillera del Himalaya, en el Tíbet. Las muestras, todavía congeladas y enviadas a Columbus, muestran períodos húmedos y secos, incluidos los relacionados con los eventos de El Niño que se remontan a miles de años. A principios de la década de los 80, Thompson se convirtió en uno de los primeros científicos en observar el calentamiento global. Su colección de núcleos de hielo se considera como una de las evidencias más fuertes del calentamiento global y, para la mayoría de los científicos, demostró que el clima está cambiando dramáticamente. El hecho de que existan glaciares tropicales puede parecer extraño,  pero enormes cadenas montañosas como los Himalaya y los Andes están en los trópicos y son lo suficientemente altos,  y sus picos bastante fríos, para crear campos de hielo y glaciares. Los glaciares en el Perú son los más grandes. 

Fuente: Scientific American español, 21 de marzo de 2017,
https://www.scientificamerican.com/espanol/noticias/cientificos-hallan-un-vinculo-entre-el-fenomeno-de-el-nino-y-desastres-historicos/ 

¿Crearon los seres humanos el desierto del Sahara?  

El Sahara no fue siempre como lo conocemos hoy. Hace más de 10.000 años, praderas, lagos y pantanos formaban el exuberante paisaje. Pero algo cambió, y el paraíso verde se convirtió en el desierto cálido más grande del mundo: 9,4 millones de kilómetros cuadrados de infinitas extensiones de arena. Cómo pudo producirse un cambio tan drástico es todavía objeto de debate científico. David Wright, arqueólogo de la Universidad Nacional de Seúl, ha publicado en la revista Frontiers una teoría alternativa que desafía las conclusiones de la mayoría de estudios realizados hasta la fecha al respecto, que apuntan a cambios en la órbita de la Tierra o a la evolución natural de la vegetación como motores principales. A su juicio, son los seres humanos los que pudieron desempeñar un papel activo en la desertificación. En Asia oriental hay teorías bien establecidas de cómo las poblaciones neolíticas cambiaron el paisaje tan profundamente que los monzones dejaron de penetrar en el interior, explica Wright, señalando también en su artículo que la evidencia de un cambio ecológico y climático inducido por el hombre ha sido documentado en Europa, América del Norte y Nueva Zelanda. Wright cree que escenarios similares podrían aplicarse también al Sahara. Para probar su hipótesis, Wright revisó la evidencia arqueológica que documenta las primeras apariciones de pastoreo en toda la región subsahariana, y comparó esto con los registros que muestran la propagación de la vegetación de matorral, un indicador de un cambio ecológico hacia condiciones desérticas. Los resultados confirmaron sus pensamientos; comenzando hace unos 8.000 años en las regiones que rodean el río Nilo, las comunidades de pastores comenzaron a aparecer y se extendieron hacia el oeste, al mismo tiempo que aumentaba la vegetación de matorrales. 

Fuente: 21 de marzo de 2017,
http://www.bbc.com/mundo/noticias-39140928

Museo del Desierto exhibe fósiles de dinosaurios mexicanos

El Museo del Desierto de Coahuila (Mude) presenta la exposición Dinosaurios ahora, que exhibe fósiles de vertebrados encontrados o descubiertos en México, principalmente en la región noreste del país. El director general del Mude, Arturo Homero González González, explicó que esta muestra tiene que ver con las aportaciones que México ha hecho en el campo de los dinosaurios, en este caso de hace 20 o 30 años, aunque unos cuatro o cinco son nuevas especies que salen por primera vez al mundo. En la exhibición, que estará abierta al público en general hasta las vacaciones de primavera, se pueden apreciar descubrimientos hechos por paleontólogos mexicanos desde hace más de dos décadas hasta los más recientes como la nueva especie Yehuecauhceratops mudei. En un comunicado de la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), González González mencionó que también se exponen materiales que se han descrito en otras partes del mundo, como Estados Unidos, pero con ejemplares descubiertos en México. Cuatro dinosaurios los estamos mostrando prácticamente por primera vez al mundo, fueron descritos por personal e investigadores que trabajan aquí en el Mude, en conjunto con muchas otras instituciones, destacó. Explicó que a pesar de que la presentación hace énfasis en los dinosaurios que existieron hace millones de años en el territorio nacional, también hace referencia a especies de reptiles voladores y marinos. A su vez, el investigador del Departamento de Paleontología del Mude, Héctor Rivera Sylva, señaló que la mayoría de los dinosaurios que ha descubierto el Mude fueron encontrados en el municipio de Ocampo, Coahuila, y estarán en la presentación. La mayoría de las personas cree que los dinosaurios son el tiranosaurio, el Triceratops y el estegosaurio, dinosaurios que no son de México y son conocidos. Pero en el país también hay riqueza paleontológica, hay dinosaurios y en México tenemos nuestros dinosaurios propios, subrayó. El director del Mude apuntó que la exposición tiene las condiciones para ser una exhibición itinerante y que puede instalarse en otras sedes mientras cuenten con 350 metros de espacio para presentarse y con luz adecuada. Los hallazgos o descubrimientos no los descubres, te descubren a ti, somos canales para transmitir esta información que el planeta supo hacer, supo generar como monumento o como escultura a su historia y que pueda llegar a los museos y a la divulgación rápidamente, puntualizó.

Fuente: La Jornada, 6 de marzo de 2017,
http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2017/02/28/museo-del-desierto-exhibe-fosiles-de-dinosaurios-mexicanos

Por medio de las matemáticas, mexicano busca proteger especies en peligro de extinción

Una de las enfermedades más comunes que afectan a carnívoros terrestres como perros, tigres, leones, osos e incluso animales marinos como focas, es denominada distemper o moquillo canino. Ésta es considerada altamente contagioso, se transmite a través de fluidos como orina y saliva, y afecta el aparato respiratorio, gastrointestinal y el sistema nervioso de dichos seres vivos. Con el objetivo de comprender el comportamiento del padecimiento y optimizar las medidas para su control, un mexicano, estudiante de doctorado en Escocia, en la Universidad de Glasgow, realizó un estudio y un modelo matemático acerca de la transmisión del distemper en tigres Amur o siberianos que habitan el este de Rusia. Además, simuló los efectos de una posible vacunación en poblaciones de esa especie, lo cual resultó de gran efectividad al mostrar probabilidades de disminución en la extinción de estos animales en los próximos 50 años. Luis Enrique Hernández Castro explicó que durante su trabajo se utilizaron los datos obtenidos de un monitoreo a largo plazo de una población amenazada de tigres acerca de sus hábitos alimenticios, comportamiento y forma de reproducirse. Después se generó el análisis para crear el modelo matemático se contempló información real acerca de los agentes involucrados en el sistema de transmisión de la enfermedad, es decir, se identificó al hospedero, que en este caso fueron los tigres, posteriormente se determinó el denominado agente infeccioso, que es el microbio o microorganismo causante de la enfermedad y finalmente se consideró el medio ambiente donde se desenvuelven los animales. El modelo generado con dicha información permitió la creación de una población virtual de tigres siberianos con la simulación de sus comportamientos como el apareamiento, alimentación, e incluso nacimiento y muerte. Estos aspectos poblacionales y epidemiológicos siempre se consideran para construir las representaciones, refirió el experto.

Fuente: La Jornada, 6 de marzo de 2017,
http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2017/02/28/mexicano-en-escocia-busca-proteger-especies-en-peligro-de-extincion

Una isla con cuatro millones de pingüinos

Australia es un país lleno de maravillas naturales. A unos 1,500 kilómetros al sudeste de Tasmania existe un lugar que parece sacado de un cuento de fantasía. La isla Macquarie está habitada por más de 4 millones de pingüinos. Esta reserva natural tan solo mide 34 kilómetros de largo por cinco kilómetros de ancho y se encuentra a la mitad de camino entre Australia y la Antártida. Este es el único lugar del planeta donde hay formaciones rocosas que proceden del manto de la Tierra. Situado a seis kilómetros de profundidad del océano. La temperatura en este sitio no llega a superar los siete grados centígrados. Esto la convierte en el hábitat ideal para los pingüinos reales, endémicos de la región, aves marinas, elefantes y focas. La buena noticia es que la fauna en esta zona está protegida desde finales del siglo XX al ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La única manera de visitar la isla Macquarie es por medio de un crucero. Unos salen de Australia del puerto de Hobart y otros de Nueva Zelanda del puerto de Bluff. En ambos trayectos la duración del recorrido para llegar a la isla es de 4 días. Si eres amante de estas aves es un viaje que no te puedes perder.

Fuente: Nat Geo en español, 6 de marzo de 2017,
http://www.ngenespanol.com/traveler/lugares/17/02/27/una-isla-con-4-millones-de-pinguinos-macquarie/

Búsqueda de innovación en energías del océano

La UNAM, mediante el Instituto de Ingeniería, coordina los esfuerzos de 42 instituciones de educación superior, centros de investigación y empresas de base científica y tecnológica, reunidas en el Centro Mexicano de Innovación en Energías del Océano (Cemie-Océano). El objetivo: desarrollar innovación, tecnología y formación de recursos humanos, con lo que se espera posicionar a México como referencia global en la generación de conocimiento y talento en el aprovechamiento de las energías del mar. En la primera reunión técnica del centro, William Lee Alardín, coordinador de la Investigación Científica de la UNAM, resaltó la iniciativa de la Secretaría de Energía (Sener) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para la creación de éste y otros Cemie en áreas estratégicas para México como la geotermia, solar, eólica y de biocombustibles. En el Auditorio José Luis Sánchez Bribiesca de la Torre de Ingeniería, comentó que no se habían tratado problemas de innovación e investigación de esta manera, acoplada, buscando una asociación virtuosa entre instituciones académicas, el sector público y empresas. Faltan mucho más ejemplos como este. Lee Alardín consideró que la extensión del litoral mexicano debe aprovecharse mejor de lo que se ha hecho, y engarzar de forma más amplia temas de energía relacionados con la investigación oceanográfica. Al respecto, Luis Álvarez Icaza, director del Instituto de Ingeniería, explicó que conjuntar a expertos en el Cemie-Océano ha significado esfuerzos y retos, no sólo técnicos sino también de organización, pues se logró en tiempo récord. Esperamos que esta apuesta de la Sener y el Conacyt púeda convertirse en un factor de transferencia de tecnología entre el sector académico y las empresas del ramo, y lograr que eso ocurra de manera más natural.

Fuente: Gaceta UNAM, 6 de marzo de 2017,
http://www.gaceta.unam.mx/20170227/busqueda-de-innovacion-en-energias-del-oceano/

Hallan los fósiles más antiguos de la tierra

Desde hace tiempo se considera a las fuentes hidrotermales bajo los océanos uno de los primeros entornos que albergaron vida en la Tierra por su contenido rico en hierro. Es en esos lugares donde los científicos se han centrado para encontrar las primeras formas de vida bacteriana en la Tierra. Tiene sentido que los primeros organismos se preserven en las fuentes hidrotermales. Estos entornos proporcionan la energía y los gradientes químicos necesarios para iniciar los primeros procesos metabólicos, señala a Sinc Matthew S. Dodd, primer autor del estudio que publica Nature e investigador en el University College London (Reino Unido) y el London Centre for Nanotechnology. El equipo internacional de científicos analizó fragmentos de jaspe, una roca sedimentaria, hallados en la franja de Nuvvuagituuq en Quebec (Canadá), y que posiblemente pertenecieron a antiguas fuentes hidrotermales. Estudios anteriores los habían datado en entre 3.770 y 4.290 millones de años. Gracias a una combinación de microscopía óptica y espectroscopia Raman (para estudiar modos de baja frecuencia), los investigadores identificaron y localizaron microfósiles y la mineralogía asociada a ellos. Como la microscopía Raman usa un láser para medir vibraciones en las uniones entre diferentes átomos, el equipo pudo descifrar qué minerales estaban presentes en las rocas. También se utilizaron otros instrumentos como la microscopía electrónica de dispersión de energía para analizar composiciones químicas de minerales asociados con la materia orgánica y los microfósiles, añade Dodd. Además los espectrómetros de masas con plasma acoplado inductivamente permitieron medir la abundancia de elementos traza en los jaspe para comprobar el origen hidrotérmico de estas rocas.

Fuente: American Scientific en español, 6 de marzo de 2017,
https://www.scientificamerican.com/espanol/noticias/hallan-los-fosiles-mas-antiguos-de-la-tierra/

Los nuevos minerales que los seres humanos ayudamos a crear (sin querer) 

Los científicos descubrieron nuevos minerales que deben su existencia (o al menos, parte de ella) a los seres humanos. No se trata de productos conseguidos en un laboratorio, sino de materiales que surgieron de forma espontánea. Pero no en la naturaleza, sino en lugares que han sido modificados de alguna manera por el ser humano, tan dispares como pilas de desechos o túneles de una mina abandonada. La investigación fue realizada por un grupo del Instituto de Ciencia Carnegie de Washington DC liderado por el profesor Robert Hazen. Los resultados se acaban de publicar en la revista de la Sociedad de Mineralogía de Estados Unidos. Para los responsables del estudio, este es un ejemplo más de cuán influyente y penetrante en el planeta es la actividad humana. Nuevos minerales y compuestos se están formando a un ritmo mucho mayor que en cualquiera de las etapas por las que había pasado la Tierra antes, según explicaron. Estos minerales representan apenas el 4% del total de los que se conocen, pero han surgido en los últimos 2.000 años. La mayoría de ellos, en los últimos 200 años, explicó Hazen. Ese es un aumento increíblemente rápido y no se puede encontrar nada parecido en la historia de nuestro planeta, aseguró a BBC News. 

Fuente: BBC, 6 de marzo de 2017,
http://www.bbc.com/mundo/noticias-39140928