Identifican el ADN que regula la actividad en el páncreas humano

Un equipo internacional de investigadores identificó la información del genoma humano que regula la actividad de los genes del páncreas, y logró demostrar que su mal funcionamiento está asociado al desarrollo de la diabetes y otras enfermedades del metabolismo. Según explica el primer autor del trabajo, Lorenzo Pasquali, del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer de Barcelona, España, el trabajo "ayudará a comprender, a nivel molecular, por qué algunas personas tienden a desarrollar diabetes". En el estudio, Pasquali y Jorge Ferrer, del Imperial College de Londres, consiguieron identificar el conjunto de regiones reguladoras del genoma que opera en el páncreas humano activando todos los genes necesarios para su formación.  "Algo así como el mapa genómico global de todos los 'interruptores' que encienden a los genes necesarios para construir un páncreas", explicó José Luis Gómez-Skarmeta, investigador del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo, de España. Todas las células del organismo tienen la misma información genética, los mismos genes, pero lo que diferencia a una célula del páncreas de una del corazón, por ejemplo, es qué genes están "encendidos" en cada tejido y esa información procede de las regiones reguladoras. Por último, Ferrer y Pasquali correlacionaron estas instrucciones con enfermedades humanas y observaron que muchas mutaciones asociadas a enfermedades del páncreas o del metabolismo están localizadas en las regiones de ADN que contienen la información reguladora.

Fuente: La Crónica, 12 de enero de 2014, http://www.cronica.com.mx/notas/2014/807947.html

Natalicio de Dian Fossey

La zoóloga estadounidense Dian Fossey, nació el 16 de enero de 1932 en Fairfax, California, y murió asesinada en su cabaña en las montañas de Virunga, Ruanda, el 26 de diciembre de 1985, a manos de cazadores furtivos. Su muerte, a machetazos, fue atribuida al jefe de los cazadores de gorilas contra los que luchó. Dian, quien habría cumplido 82 años, se dedicó incansablemente a tratar de proteger a los gorilas de montaña, una de las especies animales más amenazadas del mundo. Inspirada por las obras de su compatriota, el zoólogo George B. Schaller, visitó África en 1963. Allí observó a los gorilas de las montañas en su hábitat natural y conoció al antropólogo británico Louis Leakey. Éste, convencido de que la investigación de los grandes simios podría aportar información valiosa sobre la evolución humana, animó a Fossey a iniciar un largo estudio de campo. Observadora ingeniosa y paciente del comportamiento de los gorilas, en Karisoke, su lugar de estudio, fundó en 1967 el Centro Internacional de Investigación dedicado a esta especie. En 1974 obtuvo el grado de doctora en Zoología por la Universidad de Cambridge y su trabajo contribuyó en gran parte a la recuperación de la población de gorilas y a la desmitificación de su comportamiento violento. La última página en su diario decía: “Cuando te das cuenta del valor de la vida, uno se preocupa menos por discutir sobre el pasado, y se concentra más en la conservación para el futuro”.

Fuente: Excélsior, 16 de enero de 2014, http://www.excelsior.com.mx/hacker/2014/01/16/938603

Pescados en Japón con altos niveles de radiación

Científicos que continúan evaluando los daños causados a la cadena alimentaria marina por el desastre nuclear ocurrido en Japón en 2011, han encontrado a unos 37 kilómetros al sur de la planta de energía nuclear de Fukushima, pescados con niveles mortales de cesio radiactivo. La Agencia de Investigación de Pesca en Japón reportó que una de las muestras de los especímenes indica que el nivel de cesio radiactivo es 124 veces más letal que el límite considerado seguro para el consumo humano. Algunos científicos indican que a pesar de un nivel alto de radiación en la cadena alimentaria marina, de momento Japón es el único país que podría considerar este hecho como una amenaza directa. Es decir, las concentraciones de radio-nucleídos que van hacia el Pacífico, en el momento en que llegan a Estados Unidos, China o el sudeste de Corea, ya no son enormemente altas. Sin embargo, otros expertos advierten que la contaminación nuclear de Japón podría resultar en cerca de 800 casos de cáncer adicionales en este país en los próximos 50 años.

Fuente: Excélsior, 16 de enero de 2014, http://www.excelsior.com.mx/global/2014/01/14/938190

Advierte investigador: se extinguen elementos químicos

La tabla periódica de los elementos químicos que actualmente conocemos, podría sufrir modificaciones en un par de años debido a la posible extinción de algunos de sus componentes. De acuerdo con Jesús Valdés Martínez, investigador del Instituto de Química de la UNAM e integrante de la Academia Mexicana de Ciencias, elementos como el helio, el fósforo, el zinc, el cadmio y la plata, están en riesgo de desaparecer debido al mal uso que la sociedad hace de ellos y a que no se reproducen de forma natural, así que llegará el momento en que las reservas que se tienen se van a acabar. El doctor Valdés Martínez explica la gravedad del problema que se avecina poniendo ejemplos de la vida cotidiana que a veces podrían pasar desapercibidos para la mayoría de la gente. Señala que un globo inflado con helio que se vende en 50 pesos, en realidad debería valer 100 dólares por la afectación que estamos causando a las reservas cuando lo compramos. Otros elementos como el indio, también están en riesgo por sus limitados reservorios, ya que en la actualidad las pantallas de televisión de plasma, que se encuentran en muchos de los hogares, están hechas a base de óxido de indio. Desde hace tres años Valdés Martínez ha trabajado en el tema de la posible extinción de algunos elementos químicos, y además de continuar con su investigación hoy su labor se encamina a crear conciencia de este grave problema entre la población mexicana: “Conocemos de las alertas sobre determinada especie animal que se encuentra en vías de extinción, y desde luego que hay que cuidarla, pero el daño que estamos haciendo a la naturaleza será mayor si se acaban los elementos químicos de los que hablamos porque hoy en día dependemos de las tecnologías basadas en ellos”.

Fuente: El Financiero, 14 de enero de 2014, http://www.especialistas.com.mx/saiweb/viewer.aspx
file=4ejBjxeato5yStCGOR9vKvdmXpyfZ6CDNdmEF4pvZs7esJNrqdsfaysUT/u9MDBs20isj38xAufwB4VNrQkOHw==&opcion=0&encrip=1

Hallan fósil de ancestro común entre peces y animales terrestres

El descubrimiento de nuevos fósiles de una especie de transición entre los peces y los animales terrestres, de unos 375 millones de años de antigüedad, revela que las patas en la evolución comenzaron a desarrollarse como aletas reforzadas en una especie aún acuática. Este descubrimiento de fósiles bien conservados de la rara especie Tiktaalik rosae cuestiona la teoría vigente, según la cual las patas se desarrollaron sólo después de que los vertebrados pasaran del océano a la tierra, según un estudio publicado online en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS) de Estados Unidos. Neil Shubin, profesor de anatomía de la Universidad de Chicago y uno de los principales coautores del hallazgo, explicó que "hasta ahora, los paleontólogos pensaban que había habido una transición de una locomoción con dos aletas antes en los peces a una de 'cuatro apéndices' en los tetrápodos". Los autores de la investigación estiman que el Tiktaalik roseae representa la especie de transición más conocida entre los peces y los tetrápodos terrestres, y su estudio les permitió también producir una nueva simulación que muestra cómo era probablemente el Tiktaalik y cómo se desplazaba en su entorno.

Fuente: El Informador, 14 de enero de 2014, http://www.informador.com.mx/tecnologia/2014/507526/6/hallan-fosil-de-ancestro-comun-entre-peces-y-animales-terrestres.htm