La Estación Espacial Internacional capta los esquivos chorros azules

Los científicos llevan años debatiendo su existencia: huidizas descargas eléctricas en la alta atmósfera con nombres peculiares como espectros rojos, chorros azules, duendes o elfos. Aunque han sido detectadas por pilotos, resultan difíciles de estudiar, ya que se producen por encima de las tormentas eléctricas. Durante su misión en la Estación Espacial Internacional en 2015, el astronauta de la ESA Andreas Mogensen estaba encargado de fotografiar este tipo de tormentas con la cámara más sensible del complejo orbital en busca de estos breves fenómenos. Ahora, el Instituto Nacional del Espacio de Dinamarca ha publicado los resultados, que confirman la aparición de numerosos destellos azules de longitud kilométrica a unos 18 km de altitud, incluyendo un chorro azul pulsante que llegó a alcanzar 40 km. Un video grabado por Andreas mientras sobrevolaba la Bahía de Bengala desde la ISS, a 28.800 km/h, muestra por primera vez claramente estos fenómenos eléctricos. Estos fenómenos ya se habían detectado mediante satélites, pero su ángulo de visión no resulta adecuado para recopilar datos de la escala de estos chorros azules y otras descargas azules de menor impacto. Por el contrario, la baja órbita de la ISS es perfecta para capturar espectros y chorros. En su búsqueda de cumulonimbos —torres de nubes que se extienden hacia la alta atmósfera— Andreas grabó un vídeo de 160 segundos con 245 destellos azules procedentes de la parte superior de una de estas torres, desprendida de la tormenta desatada en la Bahía de Bengala.

Fuente: American scientific, 13 de febrero de 2017,
https://www.scientificamerican.com/espanol/imagenes-de-la-ciencia/la-estacion-espacial-internacional-capta-los-esquivos-chorros-azules/

¿Cómo se volvieron carnívoras las plantas?

Las plantas carnívoras, que viven en hábitats pobres en nutrientes, capturan a los insectos tendiéndoles una trampa de la que difícilmente pueden escapar. Una vez que quedan atrapados en el interior de las hojas, las presas caen dentro de líquidos digestivos que deshacen su carne y sus exoesqueletos para así compensar el déficit de nitrógeno y fósforo de las plantas. Este es el método que utilizan todas las plantas carnívoras de Australia, Asia y América, a pesar de haber evolucionado de manera independiente. Un nuevo estudio, publicado en Nature Ecology & Evolution, ha ahondado en el origen de estos vegetales y ha identificado los cambios genéticos que han permitido la adaptación a la dieta carnívora en algunas plantas. Para ello, el equipo, liderado por el National Institute for Basic Biology de Japón y con participación de la Universidad de Barcelona (UB), examinó tres especies: la australiana Cephalotu sfollicularis, la asiática Nepenthesalata y la americana Sarracenia purpurea. Los expertos secuenciaron el genoma de la planta de jarra (Cephalotus follicularis), una especie originaria de Australia que tiene bien diferenciadas las hojas insectívoras –unas trampas en forma de jarra para atrapar insectos– de las hojas no insectívoras (como las del resto de plantas). El genoma de esta especie –la segunda planta carnívora con el ADN secuenciado, después de Utricularia gibba– es relativamente grande, y está formado por 1,6 Gbp, que es casi la mitad del genoma humano. En total, los investigadores identificaron más de 36.000 genes. La capacidad de las plantas carnívoras para digerir animales en suelos empobrecidos es el resultado de la acción de la selección natural que ha promovido varios cambios genéticos sobre un mismo conjunto de genes, dice Julio Rozas, del departamento de Genética, Microbiología y Estadística de la UB.

Fuente: American scientific, 13 de febrero de 2017,
https://www.scientificamerican.com/espanol/noticias/como-se-volvieron-carnivoras-las-plantas/

El pez mexicano que se cuela en el apareamiento de una pareja para pasar su ADN

Si no eres lo suficientemente grande como para competir con otros machos y atraer a una hembra, tienes que buscar otra alternativa para pasar tus genes. Ésta es la situación en la que se encuentran los ejemplares más pequeños de un pez poco común en el norte de México, que según descubrió recientemente un investigador estadounidense, logran reproducirse fertilizando los huevos que una hembra acaba de expulsar para que los fertilice su pareja, un pez macho de mayor tamaño. Si bien este tipo de comportamiento furtivo -que fue grabado por los investigadores- se ha registrado en diversas especies en el reino animal, es muy poco común. En los peces, por ejemplo, de 34.000 especies, sólo lo hacen unas pocas decenas. El comportamiento furtivo es particularmente raro en especies que tienen sistemas de apareamiento monógamo. En esas especies no hay escasez de hembras, por lo tanto no hay razón para comportarse así, afirma Ron Oldfield, biólogo de la Universidad Case Western Reserve, en Estados Unidos. Pero cuando los machos grandes dominantes monopolizan a varias hembras, hay muchos machos que no son lo suficientemente competitivos para conseguir las suyas y el comportamiento furtivo es la única opción para transmitir su ADN a la próxima generación, añade.

Fuente: BBC, 13 de febrero de 2017,
http://www.bbc.com/mundo/noticias-38931290

La emotiva historia del balón de fútbol que sobrevivió al accidente del trasbordador Challenger y llegó al espacio 31 años después

Aquel fatídico 28 de enero de 1986, el astronauta EllisonOnizuka llevaba consigo un preciado recuerdo de su hija con la misión de dejarlo en el espacio. Se trataba de un balón de fútbol que había sido donado por el equipo del colegio Clear Lake High School, ubicado cerca del Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, Texas.Pero la pelota no pudo llegar a su destino. Por lo menos no había podido hacerlo hasta ahora. La NASA compartió hace unos días una imagen del balón flotando en órbita en la Estación Espacial Internacional con motivo de la conmemoración de un nuevo aniversario del accidente que destruyó al trasbordador Challenger hace 31 años, tragedia en la que murieron los siete miembros de la tripulación, entre ellos Onizuka. La pelota, que sobrevivió sorprendentemente a la explosión, fue recuperada entre los restos de la nave espacial en el océano y devuelta a la escuela, pero pese a que se encontraba en exposición desde entonces, su historia había caído en el olvido.Este balón iba en el Challender aquel fatídico día, dijo el astronauta ShaneKimbrough en un mensaje en Twitter con la imagen de la pelota flotando afuera de la estación espacial. Llevada por EllisonOnizuka por su hija, una jugadora de fútbol. La idea de volver a enviar el balón al espacio surgió cuando la actual directora de la escuela, Karen Engle, conoció el origen del esférico y su significado.De allí que fuera su primera opción cuando Kimbrough, cuyo hijo asiste a esa escuela, se ofreció a llevar un recuerdo al espacio. La pelota continúa en muchas formas con la misión en la que se embarcó mi padre hace tantos años, expresó en un comunicado publicado por la escuela JanelleOnizula-Gillian, hija del astronauta fallecido en 1986. Continua viajando y explorando el espacio al tiempo que inspira a tantos a través de su historia, dijo.

Fuente: BBC, 13 de febrero de 2017,
http://www.bbc.com/mundo/deportes-38920227

La montaña fantasma

¿Te gusta presenciar las maravillas que ofrece la naturaleza? Un fenómeno ocurre y sucede una vez al año en la Sierra de Río Frío en Texcoco, Estado de México. Las montañas la Malinche, en Tlaxcala, el Pico de Orizaba y la Sierra Negra, en Veracruz, aparentemente se unen las tres y conforman una sola, viéndolas de izquierda a derecha sobre el horizonte. Es por esta razón que se le llama la montaña fantasma. Este acontecimiento únicamente sucede cinco días en el mes de febrero (del 7 al 12). Este lapso de tiempo corresponde a los últimos días del año mexica, acorde a los datos de fray Bernardino de Sahagún. Este año al caer en fin de semana es una excelente oportunidad para viajar y observar la montaña fantasma. Esta es una expedición extrema. Para poder observar este fenómeno hay que llegar a la cima del Monte Tláloc a 4 mil 100 metros sobre el nivel del mar. A esta altura el cuerpo del ser humano trabaja sólo con el 40 por ciento de oxígeno. Este fenómeno únicamente se puede apreciar al amanecer justo cuando el sol toca la cúspide del Pico de Orizaba. Las temperaturas llegan a estar varios grados bajo cero en ese momento. Por lo que es importante ir muy bien abrigado. El pueblo más cercano es el de San Pablo Ixayoc que se encuentra a dos horas en camión.

Fuente: NatGeo en español, 13 de febrero de 2017,
http://www.ngenespanol.com/traveler/agenda/17/02/10/la-montana-fantasma-texcoco/