El Museo de Historia Natural te impresionará hasta los huesos con su exposición temporal que incorpora más de 150 piezas, donde sobresalen ejemplares como la réplica de la extremidad del dinosaurio braquiosaurio con la que podrás comparar tu propia estructura. La réplica del esqueleto de un dinosaurio pico de pato, de un tigre dientes de sable, un oso panda y un lobo.
Podrás reconocer las características de la estructura interna que nos define como Homo sapiens y descubrir los huesos que nos relacionan con el resto de los vertebrados: peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos. De igual manera, apreciarás tanto la sutileza como la exactitud de nuestros movimientos como resultado de los rasgos y patrones heredados de otras especies y admirar la complejidad del diseño anatómico de los vertebrados como fuente de inspiración para la creación de prototipos biomecánicos.
Esta colección se articula cronológicamente en cuatro temáticas: la diversidad de estructuras esqueléticas, la cual se refiere a las funciones y la composición de los huesos. La evolución del sistema esquelético, rememora la historia evolutiva de la vida que surgió en el agua y salió a la tierra. La anatomía comparada de los vertebrados, que aborda los lazos genéticos compartidos entre las especies y por último ilustra la forma del movimiento, que acerca al público al conocimiento de la locomoción animal.
Para este montaje, el Museo de Historia Natural se coordinó con la Universidad Nacional Autónoma de México, por medio de Universum, Museo de las Ciencias; el Instituto de Biología; la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia; la Facultad de Medicina; la Facultad de Estudios Superiores Iztacala; así como el Museo de Geología y Mineralia.
Te invitamos a que visites esta sala temporal y aprendas sobre el origen de los primeros vertebrados y su desarrollo hasta la actualidad, la cual estará abierta hasta el mes de abril de 2017.