¿Qué es el monitoreo de aves?

 
Es una actividad de ciencia ciudadana con tiempo y espacio definidos que permite capacitar a los visitantes en la observación de aves, registrar cambios en la diversidad y su número.

Los datos obtenidos son registrados e ingresados a la base de datos de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) para su posterior análisis, el cual permite conocer las diferentes especies de aves que habitan en determinada localidad, además de facilitar la detección de perturbaciones ambientales. En este estudio, algunas especies sirven como indicadores, dada su capacidad para reaccionar a los cambios en el entorno.

¿Quiénes pueden participar?

A partir de los 15 años, toda persona que lo desee, con el compromiso de ser constantes en los monitoreos a fin de que los datos obtenidos sean más precisos.

¿Cuántas personas podrán asistir?

Se requiere máximo de 10 personas por monitoreo.

¿Por qué es ciencia ciudadana?

La participación del público es importante ya que con sus observaciones contribuyen al listado de aves del Bosque de Chapultepec. Asimismo, a través del conocimiento de la avifauna, los participantes comprenden mejor el papel ecológico que juegan estos organismos dentro del ambiente, además de desarrollar sus sentidos, ya que observar a las aves favorece una mejor percepción del entorno.

¿Dónde y cuándo se realiza?

Esta actividad se lleva a cabo los viernes de todo el año, de 08:00 a 10:30 h, en los alrededores de la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec, a lo largo de un recorrido de aproximadamente 4 kilómetros.

Punto de reunión

En el vestíbulo del Museo de Historia Natural.

Requerimientos

El monitoreo es totalmente gratuito. Los participantes deben llevar gorra, zapatos cómodos y ropa de colores tenues, el Museo les proporcionará binoculares y guías.
Para mayores informes comunícate al Área de Investigación y Colecciones al 5515-0739. Recuerda confirmar tu asistencia con mínimo dos días de anticipación.