CULTURA AMBIENTAL                      



                                                                       
                                            

 

¿Cuántas veces hemos escuchado, ya sea en la tele, en la radio o por internet, “abríguese porque mañana el clima estará frío” o “no olvide el paraguas, el tiempo estará nublado”? ¿Es lo mismo “clima” que “tiempo”? La respuesta es no.



Con motivo de la celebración del Día Mundial del Clima este 26 de marzo, te tenemos una noticia: cuando alguien nos dice cómo será o cómo estará el clima para los próximos días, lo está expresando mal. Existe una gran diferencia entre tiempo y clima. Veamos cuál es.

El tiempo, o mejor dicho estado del tiempo, se refiere a las condiciones atmosféricas que predominan en un determinado momento, es decir, es lo que experimentamos día a día. Por otro lado, el clima son los valores promedio del estado del tiempo recogidos a lo largo de muchísimos años 1.

Para explicarnos mejor, usemos una metáfora: imaginemos una caja con bolitas de diferentes colores. Supongamos que una bolita roja representa un día cálido y seco; una bolita azul simboliza un día frío y lluvioso, e incluso una amarilla con mucho viento y muy soleado. Se pueden combinar diferentes variables como temperatura, humedad, precipitación, presión, viento, etc., por lo que diario sacaremos una bolita roja, azul o amarilla. Ese es el estado del tiempo.

Sin embargo, en verano sacamos más bolitas rojas, y en invierno más de las azules o tal vez amarillas. El clima es todo el conjunto de bolitas dentro de la caja que representan a cierto lugar, por ejemplo la Ciudad de México, a través del tiempo 2. La caja de la Ciudad de México será diferente seguramente a la de Mexicali, por lo que cada lugar o región tiene su clima particular.

Para observar cómo cambia el clima es necesario observar la caja completa a lo largo de mucho tiempo. Cuando comparamos la caja de un solo sitio durante varios años y vemos que hay más bolitas rojas que azules, o cuando el rojo se está volviendo más intenso, entonces se dice que el clima está cambiando.

Para seguir con nuestra metáfora, digamos que cada año hay más y más bolitas rojas. Científicos de todo el mundo se han dedicado por años a estudiar el clima, y han encontrado que está cambiando. A esto se le conoce como Cambio Climático 3. Por eso, cuando un solo día hace mucho calor es incorrecto decir que es por acción del cambio climático o del calentamiento global. Lo que experimentamos son tan sólo condiciones atmosféricas (un estado del tiempo), es decir, una bolita roja dentro de la caja. Por lo que el efecto del cambio climático no se percibe en un solo día en particular.

Nuestro planeta ha experimentado innumerables cambios de clima que han tomado cientos o miles de años en ocurrir. Un cambio climático sería, por ejemplo, una glaciación, en la cual se derriten grandes extensiones de tierra cubierta por hielo de manera natural, a lo largo de muchísimos años. Sin embargo, se sabe que actividades humanas como el comercio, la industria, los automóviles, la ganadería y la agricultura, han acelerado este proceso al punto de no ser capaces de adaptarnos tan rápido todos los seres vivos del planeta y en muchos casos ocurren extinciones 4.

¿Cómo podemos evitar este fenómeno? Dado que numerosos cambios de clima han ocurrido ya en la historia de la Tierra, la verdad es que no podemos detenerlo completamente. Lo que sí podemos hacer, es irlo frenando con cambios en nuestras acciones cotidianas, con políticas y acciones de los gobiernos y mejoras en las industrias, e irnos adaptando para que su impacto en el planeta y en la sociedad no sea tan dramático. Es por eso que ¡aún hay mucho por hacer!

Tus decisiones marcan la diferencia. Cosas tan simples como apagar la luz cuando no la utilices, separar tus residuos para que puedan reciclarse, usar más la bici en vez del automóvil, llevar bolsas de tela al súper o recipientes reutilizables, generan un cambio muy importante. Encuentra más información aquí.

También puedes consultar el pronóstico meteorológico y las condiciones de la atmósfera para la CDMX en tiempo real. ¡Ahora lo sabes! ¿Qué esperas para compartirlo con otras personas?

 __________________

1 SEMARNAT. 2009. Cambio climático. Ciencia, evidencia y acciones. México. Pág. 41. 
http://www.semarnat.gob.mx/archivosanteriores/informacionambiental/Documents/05_serie/cambio_climatico.pdf
2 Explicación tomada del canal de YouTube Planteando, un proyecto de divulgación científica sobre Cambio Climático a cargo de Bernardo Adolfo Bastién Olvera planeteando.org/
3 Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC). Disponible en: www.gob.mx/inecc
4 Cambio Climático SEDEMA. Calentamiento Global. www.data.sedema.cdmx.gob.mx/cambioclimaticocdmx/calentamiento_global.html

 


Trivia ambiental. ¿Qué tanto sabes sobre huella hídrica?



Participa en este juego de preguntas que te reta a cambiar tu forma de ver las cosas.5

¡Comienza ahora!

 

 

__________________

www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Contenido/Documentos/Infograf%C3%ADa%20Huella%20H%C3%ADdrica.pdf

 


Miscelánea Ambiental



Las luces de la cuidad se apagan… ¡a buena hora!

Este sábado 24 de marzo, de 8:30 a 9:30 pm en hora local de cada país del mundo, se llevará a cabo La Hora del Planeta, un acontecimiento que se realiza como una aportación individual, comunitaria, nacional y global frente al cambio climático. ¿Cómo puedes participar?
Muy sencillo, ¡apaga la luz y desconecta aparatos no prescindibles! Una simple y diminuta acción que no toma más de 30 segundos, pero que repercute en el ahorro de luz eléctrica en todo el mundo. La CDMX manifiesta su compromiso apagando la luz de monumentos históricos como el Ángel de la Independencia, el Monumento a la Revolución, el Palacio de Bellas Artes y otros.
Descubre más acciones climáticas en este link.

 

¿Qué nos da un bosque?

Los bosques son uno de los depósitos más importantes de biodiversidad que existen en el mundo, ya que ofrecen hábitats muy diversos para plantas, animales y microorganismos. Sin embargo, a los seres humanos no sólo nos regalan una vista hermosa, también nos dan beneficios directos como el suministro de agua o aire limpio, entre los más importantes.
Sin embargo, la pérdida de bosques, como bien lo dice la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), “implica la falta de oportunidades de obtener medicinas, alimentos, materias primas y empleo; en una palabra: bienestar.”6
La CDMX cuenta con bosques en toda la franja al sur de la capital; a estas zonas se les conoce como Suelo de Conservación. Pero no sólo allí existen bosques, dentro del suelo urbano también los puedes encontrar. Estos bosques son: Chapultepec, Tlalpan y San Juan de Aragón. Son ecosistemas ricos en vida que deben preservarse ¡Conócelos más de cerca!

 

 __________________

6www.fao.org/biodiversity/componentes/bosques/es/



El extraño caso del papel hecho de piedra

¿Habías escuchado algo así? Gozando cada vez de mayor popularidad, este papel tiene ventajas para el ambiente pues no se necesitan árboles, agua, cloro o ácidos para fabricarlo. Es resistente al agua, no se rompe fácilmente, las hojas son muy lisas y es igual de flexible que otros papeles.
Está constituido en un 80% de carbonato de calcio, un compuesto muy abundante en la naturaleza que se puede encontrar en las conchas de crustáceos, corales, cáscaras de huevo y, por supuesto, en algunas piedras (calizas, yeso, mármol); y un 20% de polietileno, un plástico reciclable y no tóxico.
El papel de piedra se utiliza en papelería, etiquetas, bolsas, empaques y envolturas. Se degrada con la exposición solar en menos de un año, pero si es enterrado, la degradación no ocurrirá. No obstante, es una buena alternativa al uso de papel tradicional, ya que elaborar una sola tonelada equivale a 20 árboles y muchos litros de agua.

 

Gases de Efecto Invernadero, ¿qué son y qué hacen?

Como su nombre lo dice, estos gases producen un efecto de invernadero, como cuando entras en un invernadero de plantas y dentro se siente mucho más calor. Ellos hacen que básicamente se retenga la energía que proviene del Sol en la atmósfera y no se disperse tan fácilmente.
Los principales Gases de efecto de Invernadero (GEI) son el dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4), el óxido de nitrógeno (NO) y ozono (O3)7. Gracias a ellos, tenemos un planeta calientito, es decir, con las condiciones apropiadas para que la vida exista y sea tan diversa. Sin ellos, la temperatura media del planeta sería de -15°C.
Hasta cierto punto son positivos para la vida, pero al generarse un exceso de estos gases por las actividades humanas, el efecto invernadero aumenta, lo que provoca que se acelere el Cambio Climático. Por eso, uno de nuestros mayores retos como humanidad es reducirlos, a fin de evitar catástrofes. ¡Necesitamos de tu ayuda! Para saber cómo puedes ayudar sigue esta liga

 

__________________

7  Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático. Gases y compuestos de efecto invernadero.
www.gob.mx/inecc/acciones-y-programas/gases-y-compuestos-de-efecto-invernadero

 

 

 

sedema.cdmx.gob.mx