CULTURA AMBIENTAL                      



                                                                       
                                            

 

¿Te has preguntado cómo funcionaba el mundo antes de que existiera Internet? Hace unas décadas la forma de comunicarnos era distinta a la de ahora. Por ejemplo, enviar una carta por correo tomaba varios días; un mensajero debía recogerla y llevarla a una central, y de ahí a un aeropuerto o a un barco para ser enviada a otro país. Este proceso hacía que la tarea de compartir información y conocimiento fuera un proceso largo y difícil.

  

Gracias a la llegada de Internet1 a México hace 25 años2, esto ha cambiado. En cierto sentido se han diluido las fronteras entre países y continentes, permitiéndonos conectarnos con personas al otro lado del mundo. En consecuencia, cada vez más personas pueden leer artículos como éste, compartir archivos por correo electrónico, publicar en redes sociales sus opiniones y visitar sitios web3 para informarse de algún tema. Es decir, se ha ampliado la capacidad de interactuar de la sociedad, aunque sea de un modo virtual.

En la actualidad, más de 3 mil millones de personas en el mundo cuentan con acceso a Internet. En México, según el último reporte del INEGI de 2016, el 59.5% de la población se declaró usuaria de internet, el 47% de los hogares del país tiene conexión a Internet, y tres de cada cuatro usuarios cuentan con un teléfono inteligente4.

Esto, sin duda, ha beneficiado a la educación en muchos aspectos, pues a través de recursos audiovisuales se pueden tener diferentes experiencias educativas. Un ejemplo de ello, son las distintas herramientas tecnológicas que la Dirección de Educación Ambiental pone a tu alcance, por ejemplo, micrositios web con temas particulares sobre el cuidado del medio ambiente como biodiversidad, agua, residuos sólidos, y áreas verdes. Estas son plataformas abiertas de aprendizaje, donde podrás leer contenidos acerca de temas ambientales que tienen que ver contigo y la CDMX.

También puedes descargar gratuitamente nuestra app Basura Cero CDMX para dispositivos móviles que te enseña, mientras te diviertes, la forma correcta de separar tus residuos sólidos en la Ciudad de México, de acuerdo a la nueva norma ambiental que entró en vigor en 2017.

De igual forma, te recomendamos compartir este boletín electrónico, Tu Guía Verde, donde encontrarás gran diversidad de artículos de educación ambiental que abordan varias temáticas que te enseñarán nuevos conceptos, a fin de que desarrolles la reflexión y la crítica, para tomar decisiones mejor informadas y responsables respecto al cuidado del ambiente.

La creación de una red de conocimiento genera más oportunidades de aprendizaje, pues personas de todo el planeta, sin importar su lugar de residencia, tienen la oportunidad de acceder a la misma información. Probablemente un reto importante sea cómo la Educación Ambiental deba usar estas tecnologías para no sólo informar, sino utilizarlas verdaderamente como recursos didácticos que permitan promover cambios en valores, actitudes y comportamientos.

Si consideras que lo que has leído puede generar conocimiento y valor a otros, ¡no dudes en compartirlo! Búscanos en Facebook como Educación Ambiental CDMX, donde podrás compartir tu conocimiento y hacer crecer tu aprendizaje.

Este 26 de enero, Día de la Educación Ambiental, acércate a conocer todas las actividades que la DEA tiene para ti, y consulta el material adicional como nuestros folletos para niños y adultos.

 __________________

1 Internet: Red mundial de computadoras u ordenadores interconectados mediante un protocolo especial de comunicación. Funciona a modo de nombre propio, por lo que, en el uso mayoritario de todo el ámbito hispánico, se escribe con mayúscula inicial y sin artículo. Diccionario panhispánico de dudas, de la Real Academia Española, 2016.
2 Agencia informativa CONACYT. Historia de Internet en México. Disponible en: www.conacytprensa.mx/index.php/ciencia/humanidades/7839-historia-de-internet-en-mexico-reportaje
3 Web: red informática. Diccionario panhispánico de dudas, de la Real Academia Española, 2016.
4 INEGI. Encuesta sobre Disponibilidad y Uso de Tecnología de Información (ENDUTIH) 2016.



El día en que la Tierra sangró: la erupción del volcán Xitle

Un día, hace 1670 años5 aproximadamente, se escuchó un rugido profundo en la inmensidad del valle que asustó a todos sus habitantes. El volcán Xitle (xictli = ombligo en náhuatl6) despertó de su largo sopor, rugiendo con toda su fuerza.

  

Hoy podemos observar las obscuras lavas basálticas del Pedregal emitidas por el extinto volcán Xitle, localizado en las laderas del Ajusco de la delegación Tlalpan, cuya superficie cubre un área de aproximadamente 70 km2.7

La alta temperatura del magma (1000°C) debió producir numerosos incendios forestales, sin embargo, la mayoría de las personas y animales pudieron escapar de la calcinación, no así la vegetación y muchos insectos. La lava fluyó hasta llegar a las planicies de la cuenca lacustre donde invadieron zonas pantanosas, cuyos vestigios arqueológicos - entre los que destaca la pirámide de Cuicuilco-, dan evidencia que sepultó una aldea entera8.

Al final de la erupción, una amplia área quedó recubierta por una roca dura y estéril. Sin embargo, cual ave fénix, la vida fue capaz de renacer de las cenizas. Con el tiempo, el viento depositó materiales finos (arcilla y limo) que se fueron acumulando en los huecos de la superficie del Pedregal y con ello se fue formando el suelo; tiempo después las primeras especies de plantas comenzaron a repoblar la zona fijando compuestos de nitrógeno en el suelo, nutriente que, junto con el agua, es factor fundamental para el crecimiento de las plantas9, y esto permitió también el crecimiento de otras especies10.

Paradójicamente, el día de hoy, la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel de Ciudad Universitaria, que se encuentra dentro de la Ciudad de México, es probablemente el flujo de lava joven más poblado del mundo11, y representa en este contexto un laboratorio para estudiar la colonización vegetal y animal de un paisaje casi lunar.

Hasta la fecha se tienen registradas 1849 especies, entre las que se cuentan polinizadores como polillas, abejas, mariposas y murciélagos; depredadores como la serpiente de cascabel, el cacomixtle, la comadreja, la zorra gris, el tlacuache, búhos, tecolotes y lechuzas; presas como la ranita del Pedregal, la tarántula chilanga, la lagartija de collar; vegetación como el palo loco, helechos, suculentas, la biznaguita y otros cactus; y varios tipos de coloridos hongos . ¡Esta reserva es realmente biodiversa!

Este enigmático paisaje inspiró a grandes artistas mexicanos del siglo XX, como Diego Rivera, Gerardo Murillo “Dr. Atl”, Carlos Pellicer y Armando Salas Portugal, entre otros, quienes lograron captar no sólo la compleja belleza escénica del sitio, sino la importancia natural de este ecosistema inmerso y a las orillas de una creciente ciudad13.

De su conservación ecológica y cultural, dependen la fauna y flora propias de la región, así como de nuestra conciencia para preservar su paisaje. ¡Visita la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel! Puedes asistir sólo o con visita guiada. Recuerda siempre respetar y admirar el paisaje nativo. Encuentra más información aquí.


 __________________

5 Siebe, C. 2009. La erupción del volcán Xitle y las lavas del Pedregal hace 1670 +/-35 años y sus implicaciones. Departamento de Vulcanología, Instituto de Geofísica, UNAM.
6 Gran Diccionario Náhuatl de la UNAM. bit.ly/2i0vpll
7 Siebe, C. 2009. La erupción del volcán Xitle y las lavas del Pedregal hace 1670 +/-35 años y sus implicaciones. Departamento de Vulcanología, Instituto de Geofísica, UNAM.
8 Ídem.
9 Russell, E. John. 1964. Las Condiciones del suelo y el desarrollo de las plantas. Madrid, España, 3ª edición. 771 pp.
10 Lot, A. y Camarena, P. 2015. El Pedregal de San Ángel de la CDMX: reserva ecológica urbana de la UNAM. Secretaria Ejecutiva de la REPSA de Ciudad Universitaria, Coordinación de Investigación Científica, UNAM. 538 pp.
11 Siebe, C. 2009. La erupción del volcán Xitle y las lavas del Pedregal hace 1670 +/-35 años AP y sus implicaciones. Departamento de Vulcanología, Instituto de Geofísica, UNAM.
12 Guía fotográfica de Biodiversidad de la REPSA; y Listado de especies de la REPSA. bit.ly/2qu4DXU
13 Lot, A. y Camarena, P. 2015. El Pedregal de San Ángel de la CDMX: reserva ecológica urbana de la UNAM. Secretaria Ejecutiva de la REPSA de CU, Coordinación de Investigación Científica, UNAM. 538 pp.

 


Miscelánea Ambiental



¿En qué bote van las heces de las mascotas?

Hay tres maneras recomendables para disponer adecuadamente de las heces de tus mascotas: si estás en la calle y tienes acceso a una coladera con un buen flujo de agua –se escucha o se ve el flujo del agua- lo mejor es depositarlas ahí, sin bolsa ni periódico para evitar obstruirla. Otra es tirarlas directamente en el inodoro de tu casa, pues al jalarle se dirigirán al drenaje profundo. Y finalmente, puedes tirarlos dentro del bote de residuos Inorgánicos NO Reciclables, para la posterior producción de energía eléctrica en la CDMX, a través de un proceso controlado a altas temperaturas.

De ninguna manera pueden ir en los residuos orgánicos, pues las heces pueden transportar parásitos que complican el proceso de elaboración de composta para las Áreas Verdes Urbanas de la CDMX y su manejo no es adecuado para el personal de limpia.

 

Amantes en una situación improbable: el murciélago magueyero

¿Quién no disfruta de un buen tequila o un buen mezcal? Lo que poca gente sabe es que debemos estas bebidas ancestrales al trabajo paciente y nocturno de un mamífero volador: el murciélago magueyero14.

Este animal y la flor del agave han co-evolucionado durante millones de años, de tal manera que la existencia de uno depende del otro. La flor de agave sólo se abre por la noche y sólo la poliniza esta especie de murciélago que se alimenta de su dulce néctar y a cambio, dispersa su polen permitiendo que se pueda reproducir. En resumen, ¡sin murciélagos no habría tequila!
Por desgracia, estos animales son muy vulnerables a las actividades humanas, ya que es fácil destruir sus refugios y son muy sensibles ante los insecticidas usados en cultivos; incluso son agredidos directamente por la gente. Una manera de entender y cuidar la naturaleza es aprovecharla razonablemente, de manera sustentable. ¡Conoce más de la biodiversidad de la CDMX aquí!

 

Vecinos verdes, ¿cómo identificar los árboles comunes de tu ciudad?

Cerca del 80% de la población de este país habitamos en las grandes urbes. Sin embargo, la mayoría no conocemos a nuestros vecinos verdes.
Vecinos Verdes es un espacio creado por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), para identificar y conocer a los árboles de tu banqueta, parque, calle, jardín, camellón, etc. Si conoces su nombre común o su nombre científico los puedes encontrar rápidamente. Si no los conoces, los puedes identificar a partir de sus hojas, el color de sus flores o por sus fotografías. Cada árbol, cada planta, cada pequeño rincón aprovechado con plantas o árboles es un aliado invaluable de nuestra vida en la ciudad. ¡Conoce las áreas verdes urbanas de la CDMX en este link!

 

Caminando sobre el pasado ¿Qué son los combustibles fósiles?

Caminando sobre el pasado ¿Qué son los combustibles fósiles?
Los usamos para transportarnos, encender la luz, cocinar y hasta para bañarnos. La mayor parte de la energía que utilizamos actualmente en el mundo proviene de ellos pero, ¿qué son exactamente?

Hace millones de años, animales y plantas poblaron la Tierra, y al morir sus restos se fueron depositando en el fondo de mares y lagos. Durante millones de años de evolución del planeta, fueron cubiertos con capas de sedimentos.
Las condiciones de descomposición y presión ejercida por el peso de esas capas, transformaron esos restos orgánicos del pasado remoto en gas, petróleo o carbón, por eso son conocidos como combustibles fósiles. Debido a esto, no podemos renovar los que gastamos ¡Úsalos moderadamente! ¿Quieres saber más? Pincha aquí.


 __________________

14 Leptonycteris yerbabuenae.

 

 

sedema.cdmx.gob.mx