CULTURA AMBIENTAL                      



                                                                       
                                            

¿Te has topado con un humedal antes? Probablemente sí y no te has dado cuenta. En nuestra ciudad aún quedan vestigios muy importantes de lo que hace muchos años fue un enorme lago. 

Humedal, como su nombre lo dice, hace referencia a ambientes húmedos, es decir, espacios inundados temporal o permanentemente de agua. Son ambientes acuáticos realmente diversos que incluyen lagos, lagunas, esteros, ciénagas y pantanos, entre otros. 

 

 

Hasta hace pocas décadas, eran considerados por muchas personas como cuerpos de agua estancada, criaderos de mosquitos y plagas, lugares sin mucho provecho que habría que eliminar para construir edificaciones. Sin embargo, se ha ido descubriendo su valiosísima función en la naturaleza y los beneficios económicos y ambientales que nos brindan. 

Se trata de uno de los entornos más productivos del mundo: cuna de biodiversidad, fuente de agua y de alimento de las que innumerables especies de plantas y animales -incluyendo al ser humano-, dependemos para subsistir. 

En nuestro país existen 142 humedales1, de los cuáles dos se localizan dentro del suelo de conservación de la CDMX, en la zona lacustre de ejidos de Xochimilco y San Gregorio Atlapulco, y en Tláhuac. Estos sitios representan para muchos animales su único hogar en todo el mundo. Entre las especies que se pueden encontrar únicamente en los humedales de la ciudad destacan las siguientes: el pezmexcalpique, el ajolote mexicano, dos especies de acociles, el charal de Xochimilco, la rana Moctezuma, la rana de Tláloc, la almeja de agua dulce, la lagartija cornuda, la culebra listonada y el cincuate; todas ellas endémicas o nativas y amenazadas, y muchas en peligro de extinción.

Estos humedales son refugio de especies de aves locales y migratorias, como patos y garzas2, algunas de las cuales vienen desde otros países como Canadá. Aquí también viven especies como la musaraña, el murciélago, el tlacuache y el cacomixtle. Y plantas como la ninfa amarilla, el colorín, el ahuejote, el papiro, el tule y los juncos3.  Después de saber esto, estarás de acuerdo en que los humedales no son lugares inhóspitos ni deshabitados. 

Millones de años de evolución han dado como resultado estos maravillosos sitios, indispensables por los innumerables servicios ecosistémicos que nos brindan, desde suministro de agua dulce, alimentos y materiales de construcción, hasta control de inundaciones, purificación del agua, sitios de recreación y turismo y regulación de las condiciones climáticas. 

Por este motivo, el 2 de febrero de cada año se celebra el Día Internacional de los Humedales. Una acción para ayudar a protegerlos es conocerlos, reconocer sus funciones y divulgar ese conocimiento con los demás. ¿Hay un humedal cerca de ti? Claro que sí, ¡conócelo en nuestro Centro de Educación Ambiental Acuexcomatl4, que se encuentra en Xochimilco! 

___________________

1 ramsar.conanp.gob.mx/lsr.php
2 http://www.dumac.org/dumac/habitat/esp/notas/notas_marzo/HUMEDALES_MEXICO.pdf
3 Ficha informativa de los humedales RAMSAR
http://data.sedema.cdmx.gob.mx/educacionambiental/index.php/en/nuestro-centros/acuexcomatl

 

Hagamos de la bici un estilo de vida, ¡anda en bici por la ciudad! 

Moverse en bici es una alternativa eficaz para trasladarse en la ciudad en distancias relativamente cortas por varias razones: aporta múltiples beneficios a la salud y al medio ambiente al reducirse las emisiones de gases de efecto invernadero, ahorra tiempos de traslado y mejora la calidad de vida. Y por si fuera poco, combinándola con la red de transporte masivo, ¡podemos llegar a casi cualquier lado!

 

 

Pero no sólo es importante el uso de la bicicleta como medio de transporte, sino también por el aspecto recreativo: el Paseo Dominical Muévete en Bici es un programa muy exitoso, pues promueve la convivencia entre amigos y familias, teniendo una afluencia de 50 mil personas cada domingo. En este programa de la Secretaría del Medio Ambiente, las calles y avenidas regularmente utilizadas por vehículos motorizados, dan paso a peatones, corredores, patinadores y ciclistas. Los espacios públicos generalmente destinados a los automóviles, se convierten en paseos dedicados a la recreación y al disfrute de la CDMX, para fomentar la actividad física y la cohesión social. 

Regresando al tema de los traslados, si buscas evitar el tráfico, ECOBICI es para ti. Es un sistema de transporte público dirigido a los habitantes y visitantes de la CDMX que buscan desplazarse a través de bicicletas. Actualmente cuenta con 452 cicloestaciones y más de 6,000 bicicletas, brindando servicio de lunes a domingo a más de 100,000 usuarios en 43 colonias de tres delegaciones, dando cobertura en un área de 35 km². Este mes de febrero cumple siete años de operación.

Y tú, ¿qué esperas para pedalear la bici? ¡Ven los domingos a rodar con tu familia en el Paseo Dominical Muévete en Bici!, y entre semana ¡toma una bici en la cicloestación más cercana de ECOBICI! 

 

Zoológico Los Coyotes, 18 años conservando la fauna silvestre de la CDMX

 ¿Sabías que en una ciudad tan grande como la nuestra también existe biodiversidad? Una visita al zoológico, ya sea sólo o acompañado, es una excelente alternativa recreativa, turística y de aprendizaje. 

Existen tres zoológicos en la capital, ¿sabes por qué el de Los Coyotes es diferente? A diferencia del de San Juan de Aragón y el de Chapultepec, aquí sólo se exhiben especies de fauna silvestre endémicas o nativas de la Cuenca del Valle de México, región en la que reside el 2% de la biodiversidad global del planeta5.  

 

 

Este espacio de 11.2 hectáreas alberga 267 ejemplares de 53 especies como el águila real, el coyote, la guacamaya verde, el lince, el mapache, el puma, el zorro y el venado cola blanca, entre otros6. También desarrolla una importante labor de investigación, reproducción y conservación de especies amenazadas como el lobo mexicano, el ajolote de Xochimilco y el conejo teporingo. Cuenta con un herpetario, un aviario y dos jardines de plantas medicinales y cactáceas. Además, se pueden realizar actividades deportivas, de campismo y recreativas para toda la familia. 

Ubicado en la Delegación Coyoacán, este espacio mantiene sus puertas abiertas al público desde hace 18 años, atendiendo anualmente a más de 1.5 millones de visitantes. Fue fundado el 2 de febrero de 1999 y para celebrar su aniversario, se ofrecerán diversas actividades gratuitas del 1 al 7 de febrero, tales como talleres, películas, exposiciones, danza folklórica y mucho más. 

¿No tienes plan para este fin? ¡Ven y conoce tu Zoológico Los Coyotes!7  El acceso es gratuito y puedes visitarlo de lunes a domingo de 6:00 a 17:30 hrs. 

 ___________________

Romero, F.J. y A. Velázquez. 1999. La región de montaña del sur de la Cuenca de México: una revisión de su importancia biológica. En: Velázquez A. y F. J. Romero (eds.). Biodiversidad de la región de montaña del sur de la Cuenca de México: bases para el ordenamiento ecológico. UAM-X-SEMARNAP, Pp. 43. Disponible en: dunza.com.mx/zacatuche/PDF/613Capitulos%20en%20Libros/6131Nacionales/6131-9.pdf 
Página web del Zoológico Los Coyotes: data.sedema.cdmx.gob.mx/zoo_coyotes
Ficha informativa de los humedales RAMSAR
Página web del Zoológico Los Coyotes: data.sedema.cdmx.gob.mx/zoo_coyotes

 

¿El amor necesita tantas envolturas? ¡Obsequia amor, no basura! 

El amor tiene muchas formas de manifestarse y lo consideramos el sentimiento más importante entre los seres humanos, por eso, designamos una fecha del año especialmente para celebrarlo. En esta temporada, cuando las parejas de enamorados expresan su cariño mutuamente de muchas maneras, también tenemos la oportunidad de reunirnos con amigos o familiares para disfrutar de su presencia.

 

 

El Día de San Valentín se conmemora en muchas partes del mundo, aunque no el mismo día. Se remonta al siglo III en la antigua Roma, y aunque existen diversas ideas sobre el origen de esta festividad, fue en el siglo XX que se "comercializó" como una tradición. 

Lo cierto es que en tiempos actuales, los anuncios publicitarios nos han creado necesidades de consumo como pretexto para demostrar nuestro afecto. De tal forma que, inconscientemente, caemos en la trampa del consumismo y adquirimos objetos innecesarios y de corta vida útil.  

El problema es que creemos realmente que un regalo material es lo importante, y que además debemos envolverlo y colocarlo en una bolsa con un moño. Y luego, ¿qué haces con todas las envolturas que recibiste? Para nadie es un secreto que muchas de las cosas que regalamos terminan en la basura: globos de helio, peluches, tarjetas, etc. 

Derivado de los festejos del día del amor y la amistad, incrementamos la producción de basura por la cantidad de empaques y envolturas. ¿Por qué no hacer de esta fecha algo diferente? El amor no se mide con el precio o lo aparatoso de un regalo. De hecho, ni siquiera debe ser necesariamente algo material. Un mensaje, una llamada, una cena, un abrazo y la compañía son el mejor obsequio. ¡Los pequeños detalles son los más importantes!

Para siempre o no, el amor nunca va dejar de estar de moda. Entonces, ¿por qué no demostrar afecto también hacia nuestro planeta y sus recursos? La tierra para sembrar nuestros alimentos, el aire que respiramos, el agua que utilizamos para todo, la ropa que vestimos, los productos que usamos a diario. ¡Todo, absolutamente todo, proviene de la naturaleza!

Este 14 de febrero, no regales lo de siempre. ¡Obsequia amor, no basura! Encuentra más detalles en nuestro micrositio Sin Moño y sin bolsita, por favor8.

 

 

sedema.cdmx.gob.mx