CULTURA AMBIENTAL                      



                                                                       
                                            

¿Has pensado cuánto cuesta y qué implica abrir la llave y tener agua en tu casa? Si bien muchas personas gozan de este maravilloso recurso, lo cierto es que no todos los habitantes de la CDMX tenemos agua cada vez que abrimos la llave. 

 



Aunque tres cuartas partes de nuestro planeta están cubiertas por agua, los humanos sólo podemos aprovechar el 0.26%1, ya que el resto se encuentra en forma de agua salada en los mares, o en zonas inaccesibles, como regiones polares y glaciares. De esta pequeña parte, el 86% es utilizado para agricultura, el 7.7% para producir energía en presas hidroeléctricas, el 4% para uso industrial y sólo el 2.3% para uso urbano2.  

Como ves, la cantidad de agua potable es muy poca, por eso debemos cuidar la que aún nos queda. Si lo piensas bien, podemos prescindir de muchas cosas, pero del agua ¡nunca!

En promedio, cada habitante de la CDMX gasta 320 litros de agua al día (el doble que en países como Alemania y Francia), pero su distribución no es equitativa. Por ejemplo, los habitantes de Tlalpan reciben 560 litros de agua al día, mientras que los de Venustiano Carranza sólo 2033.  

¿Sabes de dónde viene toda esa agua? Del 60 al 70% del agua que se consume en la CDMX proviene de sus bosques y matorrales, conocidos como suelo de conservación, que ayudan a que el agua penetre hasta los mantos acuíferos. Se estima que por cada hectárea que se urbaniza, la recarga se ve reducida en promedio 2.5 millones de litros al año4.  

Cubrir nuestra alta demanda de agua implica el trabajo de miles de personas, la extracción del subsuelo y el traslado de otras cuencas. Además, estamos ubicados a más de 2 mil metros de altura, por lo que bombearla dificulta aún más el abasto. De acuerdo con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, para llegar a nuestra urbe, el agua recorre 127 km y pasa por seis plantas de bombeo que consumen 2 mil 280 millones de kilowatts cada hora, lo que equivale al consumo de energía eléctrica de la Ciudad de Puebla5.  

Pero, ¿cuál es la cantidad que consumimos realmente? Además del agua que usamos para cocinar, bañarnos o lavar la ropa, también usamos la que se emplea en la producción de carne, leche, fabricación de ropa o automóviles. Esta se conoce como agua virtual. Para que te des una idea, un kilo de carne requiere 16,000 litros de agua para su producción, mientras que una taza de café requiere 140,000 litros6.   

Las tarifas de agua en la CDMX son de las más bajas en el país. No obstante, cerca del 45% de usuarios -más de 934 mil- no pagan su consumo7. Si bien lo que pagamos no equivale al valor del agua, hacerlo es esencial, pues podríamos amenazar el complejo sistema que permite que cada día llegue el líquido a nuestras casas. ¡No sólo hay que ahorrarla, también hay que pagarla!

El agua es un recurso que se aprecia mejor cuando está ausente. Nuestro gran reto es asumir que el agua es un bien finito, precioso, escaso y que tenemos que cuidarlo. ¡Cuidarla es crucial para la preservación de la vida! Consulta lo que tú puedes hacer en(www.cuidarelagua.cdmx.gob.mx/tips.html) y pon en marcha tu programa personal de ahorro de agua.

 ___________________

1 El agua como recurso. Revista ¿Cómo ves? UNAM. www.comoves.unam.mx/assets/revista/54/el-agua-como-recurso.pdf
El agua como recurso. Revista ¿Cómo ves? UNAM. www.comoves.unam.mx/assets/revista/54/el-agua-como-recurso.pdf
http://www.cuidarelagua.cdmx.gob.mx/tips.html
El gran reto del agua en la Ciudad de México. Sistema de Aguas de la Ciudad de México, SACMEX, 2012.
Sistema de Aguas de la CDMX, SACMEX.
http://www.cuidarelagua.cdmx.gob.mx/tips.html
Sistema de Aguas de la CDMX, SACMEX.

¿Cuánto cuesta un bosque? Los beneficios de tenerlos cerca

Desde hace décadas el deterioro de los bosques y su biodiversidad ha aumentado de forma dramática8,.. Por eso, nunca antes se tuvo tanta urgencia por calcular su valor económico de la masa forestal que normalmente resulta incalculable e invisible a nuestros ojos.

 

 

La biodiversidad aporta una serie de beneficios económicos en forma de bienes y servicios ambientales. En el caso de los bosques de la CDMX, estos contribuyen a generar un escudo anticontaminación, purifican el aire, ayudan a la recarga de mantos acuíferos, a la regulación del clima, a la prevención de desastres naturales como inundaciones, deslaves o erosión, o la prevención de enfermedades respiratorias, por mencionar sólo algunos beneficios9. También hay otros bienes extraídos directamente de los árboles, animales o plantas que habitan los bosques: madera, miel, hongos y pasto, son sólo algunos ejemplos. Pero además de los servicios a los que se les puede atribuir un valor monetario concreto, destacan muchos otros servicios intangibles, como la inspiración para el arte, la educación ambiental y el sentido de identidad y pertenencia.

Sin embargo, hay quienes afirman que saber cuánto dinero aportan10, es el primer paso para valorar la función de los bosques y así poder garantizar su sobrevivencia. Pero, ¿cómo ponerle precio a algo tan subjetivo como la función de un árbol, o a la biodiversidad que albergan o los productos que generan?

Es fácil si consideramos cuánto costaría reemplazarlo si no estuviese disponible. Por ejemplo: ¿cuánto costaría filtrar el agua que abastece a una delegación si se hubiese talado el bosque que protege al río que suministra el líquido?, o ¿cuánto costaría regar los cultivos de una zona que ha perdido el río que lo alimentaba?.

La infiltración de agua es mayor en aquellas zonas con una cubierta vegetal abundante, es por ello que los bosques de la CDMX son tan importantes en la recarga de mantos acuíferos. Para conocer cuánto vale tan sólo este servicio en un bosque como el de Tlalpan, un grupo de estudiantes de la UNAM realizó un estudio en 2011 que arrojó la cantidad de 427,271 metros cúbicos de agua infiltrados anualmente por este bosque, y lo equiparó en términos monetarios, dando como resultado: $42 millones727 mil pesos11.

Con esta cifra se podrían llenar más de 42 mil pipas de agua potable, cada una de 10 mil litros. Es equivalente a pagar 8 millones 545 mil 400 viajes en metro en de la CDMX12. Con esta cantidad bien se podrían pagar más de 28 millones de salarios mínimos del área geográfica (SAT, 2011), o pagar 3.95 veces el distribuidor vial San Antonio13.

En un mundo tradicionalmente preocupado por el incremento de los recursos financieros y no por la escasez de recursos naturales, es imperiosa la necesidad de voltear la vista hacia ellos y comenzar a valorarlos. Por eso este 21 de marzo, en el Día Internacional de los Bosques, visita los de tu ciudad14: Bosque de Chapultepec, el Bosque de San Juan de Aragón, o el de Bosque de Tlalpan. Y tú, ¿cuánto estarías dispuesto a pagar por un bosque como éstos?

 ___________________

8 Suelo de conservación: nuestra principal fuente local de agua en la CDMX. www.cuidarelagua.cdmx.gob.mx/fuentes_agua.html
Servicios ambientales de un bosque. www.conafor.gob.mx/web/temas-forestales/servicios-ambientales/
10 Idea expuesta por José Sarukhán Kermez, coordinador de la CONABIO, en un seminario sobre la publicación Capital natural de México: Acciones estratégicas para su valoración, preservación y recuperación, disponible en: www.conabio.gob.mx
11 Espadas-Zita D. G.; et. al. 2011. Servicios ecosistémicos: la Infiltración de agua en el Área Natural Protegida “Bosque de Tlalpan”. Facultad de Ciencias. UNAM.
12 SAT, 2017. Salario mínimo $ 80.04 .
13 Espadas-Zita D. G.; et. al. 2011. Servicios ecosistémicos: la Infiltración de agua en el Área Natural Protegida “Bosque de Tlalpan”. Facultad de Ciencias. UNAM.

Nos llegó la hora… ¡La hora del planeta!

¿Sabías que desde el 2007 hay una hora del año en la que se apagan todas las luces alrededor del mundo? La Hora del Planeta (Earth Hour) es una acción unánime creada por World Wide Fund for Nature (WWF) para concientizarnos sobre las emisiones contaminantes y la necesidad de adoptar medidas contra el cambio climático15.

 



Consiste en apagar las luces de edificios, casas, aparatos eléctricos, equipos de cómputo, motores y todo consumo no esencial para dar un mensaje de compromiso, responsabilidad social y ambiental. En 2016 participaron más de 7,000 ciudades de 172 países. Este año, el mensaje es: “En esta hora del planeta, Ilumina al mundo con una acción climática”.

La Hora del Planeta es un llamado para que cada persona, negocio, empresa privada, gobierno y comunidad asuma responsabilidades y se involucre en el trabajo por un futuro sustentable. Verás que monumentos icónicos de la CDMX como el Palacio de Bellas Artes, el Monumento a la Revolución, el Ángel de la Independencia, la Diana Cazadora, el Castillo de Chapultepec, y edificios como la Torre Mayor y el World Trade Center se obscurecerán uniéndose a la mayor iniciativa global en defensa del medio ambiente16.

¿Buscas una idea para demostrar globalmente tu preocupación hacia el planeta? ¡Esta es una de ellas! Tu poder va más allá de 60 minutos. Cada uno de nosotros podemos ahorrar energía y así frenar el impacto del cambio climático con pequeños gestos diarios. Súmate a la iniciativa y contagia a tus vecinos, familiares y amigos: ¡Este sábado 25 de marzo a las 20:30 horas, apaga tus luces durante una hora!

Cambio Climático, ¿cómo ocurre?

“Viajero, has llegado a la región más transparente del aire”17, dijo el poeta y pensador mexicano Alfonso Reyes en 1917 refiriéndose a nuestra ciudad. Un siglo más tarde, transitamos por la que es considerada una de las ciudades más contaminadas del mundo. ¿Qué hicimos entonces con nuestro hermoso valle?



El uso creciente de combustibles fósiles para satisfacer nuestras necesidades productivas, de alimentación y transporte, así como la deforestación y la contaminación del agua, suelo y aire, han producido, en 150 años, el incremento de gases como el dióxido de carbono y el metano en la atmósfera. Este aumento es de hasta un 25% y 100%, respectivamente18.

Esta modificación de los gases que componen nuestra atmósfera provoca alteraciones del clima por periodos prolongados, de hasta treinta años o más. A este fenómeno se le conoce como cambio climático.

Si bien nuestro planeta ha tenido grandes transformaciones, por ejemplo, en las eras glaciales, éstas tomaron varios miles o decenas de miles de años en ocurrir. Sin embargo, en el último siglo , la temperatura, la humedad, la lluvia, las trayectorias del viento y el nivel del mar han cambiado aceleradamente, al grado en que se observan cambios considerables en periodos de décadas.

El 26 de marzo se conmemora el Día Mundial del Clima, fecha establecida por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), con el fin de reflexionar sobre lo que los seres humanos estamos haciendo para mitigar las consecuencias del Cambio Climático. ¡Llena tu día de acciones positivas para mejorar el medio ambiente! Actúa localmente para impactar globalmente. Busca más información aquí www.data.sedema.cdmx.gob.mx/cambioclimaticocdmx/index.html

 ___________________

14 Bosque de Chapultepec (www.chapultepec.df.gob.mx/?page_id=20&lang=es), el Bosque de San Juan de Aragón (data.sedema.cdmx.gob.mx/sedema/index.php/temas-ambientales/azoteas-verdes/97-lugares-de-interes/bosques-urbanos/180-bosque-de-san-juan-de-aragon), o el de Bosque de Tlalpan (data.sedema.cdmx.gob.mx/sedema/index.php/temas-ambientales/reforestacion-urbana/97-lugares-de-interes/bosques-urbanos/181-bosque-de-tlalpan)
15 WWF about us.. http://www.earthhour.org/about-us
16 WWF noticias. www.wwf.org.mx/noticias/noticias_cambio_climatico.cfm?263371/Celebra-MExico-dEcimo-aniversario-de-La-Hora-del-Planeta-el-proximo-sabado-19-de-marzo
17 Alfonso Reyes en su obra Visión de Anáhuac en 1917.
18 Rodríguez Guillén. Educación Ambiental. Tema: Origen de la contaminación Atmosférica. Editorial Nuevo México, pág. 73.

sedema.cdmx.gob.mx