CULTURA AMBIENTAL                      



                                                                       
                                            

Este 2016, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) declaró el Año Internacional de las Legumbres, pero ¿qué son exactamente? Las legumbres son las semillas comestibles de un tipo de plantas de la familia de las Leguminosas (Fabaceae) cuyo fruto se encuentra dentro de una vaina. Los frijoles, lentejas, habas, garbanzos y chícharos son las más conocidas. Se distribuyen en todo el mundo y existen desde hace 90 millones de años. 

 

 legumbres

 

Aunque pequeñas, las legumbres están repletas de nutrientes esenciales: hierro, zinc, vitamina B, carbohidratos, aminoácidos, fibra soluble y proteínas, algunas tienen incluso el doble de nutrientes que granos como el trigo y el triple que el arroz, y cuando se combinan con otros alimentos, sus nutrientes se refuerzan. Por ejemplo, combinar cereales y legumbres, como frijoles con arroz, crea una proteína completa y aminoácidos que el cuerpo no puede producir por sí mismo. O cuando se mezclan con alimentos ricos en vitamina C, las convierte en un potente alimento que recarga los depósitos de hierro en la sangre.

 

La cantidad de proteínas que contienen se equipara con las de la carne o la leche, pero con un precio hasta cinco veces más barato. Su bajo contenido en grasas mantiene bajos los niveles de colesterol y su bajo índice glicémico ayuda a controlar el azúcar en la sangre. Además, no contienen gluten. En resumen, ¡son magníficas!

 

Pero no sólo benefician nuestra salud, también fomentan la agricultura sostenible y la fertilidad del suelo: gracias a su capacidad para fijar nitrógeno y liberar fósforo, se crea un entorno adecuado para microorganismos regeneradores del suelo, como hongos y bacterias, lo que disminuye la necesidad excesiva de fertilizantes sintéticos. Esto reduce de manera indirecta las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

Su alta diversidad genética permite a los agricultores seleccionar y obtener nuevas variedades resistentes a las condiciones cambiantes del clima. En cuanto al gasto de agua, cultivar legumbres es considerablemente bajo: para producir, por ejemplo, un kilogramo de carne de vaca se necesitan hasta 13,000 litros de agua, mientras que un kilo de legumbres requiere sólo 1,250 litros.

 

Ya sea como plato principal o como guarnición, han sido parte integral de nuestra alimentación durante siglos. ¿Sabías que las habas secas son las legumbres más antiguas?, ¿o que el frijol representa más de la mitad de los granos que se consumen en el mundo? Además, se pueden almacenar durante meses sin perder sus nutrientes y combaten la pobreza rural a través de la venta y el autoconsumo.

 

¿Te gustaría aprender a cosechar tus propias legumbres? ¡Asiste a nuestros talleres y cursos de Huertos Urbanos!, y aprende a cultivarlas tú mismo desde casa. O ven al Mercado de Trueque este 13 de noviembre en el Bosque de Chapultepec, lleva tus residuos, separados y limpios, e intercámbialos por una gran variedad de legumbres para tu mesa.

 

¡Noche de muertos en la CDMX!

 

No hay tradición más mexicana que el Día de Muertos. Esta fecha representa la forma en cómo los mexicanos rendimos culto a la muerte y a la vida, un encuentro de dos mundos. La muerte induce miedo y la evitamos, pero también provoca asombro y veneración. ¡La vida tiene sentido por ser efímera!

 

La forma de honrar a nuestros difuntos es a través de altares y ofrendas; una práctica que ya existía desde antes de la llegada de los españoles. En esa época, los aztecas cultivaban plantas y flores en chinampas, método que sigue usándose hasta la fecha en Xochimilco. Muestra de eso, es la bella flor de cempoalxúchitl (flor de cuatrocientos pétalos, en náhuatl), que posee un peculiar aroma e intensas tonalidades naranjas o amarillas. Otra flor comúnmente usada es la emblemática flor de terciopelo, cuyos brillantes colores van desde el blanco hasta el rojo, pasando por el magenta.

 

altar Día de muertos

 

México es un país rico en cultura y tradiciones. Por ello, la UNESCO ha declarado esta fecha como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

 

Para hacer una ofrenda más amigable con el medio ambiente, te ofrecemos algunos consejos. ¡Toma nota!

  • Recicla, guarda el papel picado y demás adornos para el siguiente año. 
  • Aunque no forman parte de esta tradición, si te disfrazas puedes pintar y recortar la ropa que ya no usas. ¡Evita comprar disfraces para un solo día!
  • Compra productos mexicanos en mercados sobre ruedas y apoya la economía local. 
  • No contamines: usa velas que tengas en casa y evita aquellas elaboradas a base de petróleo (parafinas), en su lugar, usa velas artesanales hechas con cera de abeja. 
  • Una vez que retires tu ofrenda, consume los alimentos que coloques y el resto deposítalo con tus residuos orgánicos para convertirlos en composta.  
  • Puedes hacer flores de papel, o mejor aún, cultivarlas tú mismo desde casa. Y cuando se sequen, puedes convertirlas en abono para tus macetas. 

 

Celebrar estas tradiciones es rendir homenaje a nuestros ancestros, pero también debe simbolizar una tregua en pro de nuestro planeta.

 

52º aniversario del Zoológico San Juan de Aragón

 

¿Aún no lo conoces?, ¿qué esperas? ¡Ven y festeja su aniversario!

 

Los zoológicos y acuarios cumplen un papel muy importante en la conservación de la biodiversidad. En estos recintos se realizan tareas de investigación científica y programas de cría en cautiverio para restablecer poblaciones silvestres en su hábitat natural. Además, le permite al público conocer animales que habitan en tierras lejanas, bajo la premisa de imitar en lo posible las condiciones naturales de su hábitat y cumplir con los cuatro objetivos intrínsecos de los zoológicos: recreación, educación, investigación y conservación.

 

El Zoológico San Juan de Aragón fue inaugurado el 20 de noviembre de 1964; desde entonces muchos animales han recibido rehabilitación luego de ser rescatados en operativos conjuntos con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y la Brigada de Vigilancia Ambiental.

 

Bosque San Juan de Aragón

 

La SEDEMA vigila la normativa que obliga a los zoológicos a tener condiciones de vida óptimas para los animales, como la Norma Mexicana (NMX-165-AA-SCFI-2014) para procurar el bienestar animal y conservación de la fauna silvestre en los zoológicos, por nombrar alguna.

 

Este año, el Zoológico San Juan de Aragón festeja ¡más de medio siglo de existencia! No te puedes perder visitarlo.

 

Ciudades sustentables: ¿En qué consiste el Urbanismo?

 

En una tarde común, llena de tráfico en muchas zonas de la CDMX, con sus altas edificaciones y sus avenidas con gran cantidad de gente, podemos reconocer, casi palpar, la importancia del ordenamiento territorial, el manejo sustentable y la planificación del crecimiento de las ciudades.

 

Es en estos momentos que volteamos la atención hacia el impacto ambiental que producen nuestras actividades. Dejar a las generaciones venideras una ciudad más limpia y ordenada no es sólo un sueño idealista, sino una necesidad imperiosa. Todos tenemos derecho a vivir en donde la vivienda, los servicios urbanos y el equipamiento comunitario puedan satisfacer las necesidades de toda la comunidad, de cada familia y de cada individuo. Pero todo derecho está ligado también a obligaciones.

 

 

 

Vivir en grandes ciudades como la CDMX, no necesariamente significa que se deba romper el equilibrio entre la obra artificial y los elementos naturales. De hecho, la construcción de urbes modernas debe incluir el aprovechamiento de los recursos naturales y la convivencia con la naturaleza. “La ciudad, como el árbol, no puede desligarse de la tierra que la sustenta”, dijo alguna vez el urbanista Carlos María della Paolera, quien tuvo la iniciativa de crear el Día Mundial del Urbanismo, que se celebra cada 8 de noviembre desde 1949, con un único propósito: “organizar bien para vivir mejor".

 

Esto significa que el urbanismo y la arquitectura planifican diseños y producen espacios de convivencia para las personas. Después de todo, ¿no es grato habitar en ambientes sanos y con espacios verdes? ¡Mantengamos la ciudad limpia, ordenada y bien cuidada!

sedema.cdmx.gob.mx