CULTURA AMBIENTAL                      



                                                                       
                                            

 

Cierra los ojos e imagínate: es domingo, no tienes ninguna actividad planeada pero quieres disfrutar tu día de descanso haciendo algo divertido como andar en bicicleta; ahora ábrelos, imaginarlo no es difícil, hacerlo tampoco.

La experiencia de pedalear es inigualable para todos y la discapacidad visual no debe ser un obstáculo para vivir esta aventura; para ello existe Paseo a Ciegas, una asociación civil que nació hace 5 años en la Ciudad de México con el propósito de incluir a personas que padecen discapacidad visual en los recorridos gratuitos en bicicleta que se llevan a cabo en el Paseo Dominical Muévete en Bici.

 

 

Los paseos se hacen en bicicletas dobles o tipo tándem y en compañía de un voluntario, quien va describiendo el paisaje y lo que ocurre a su alrededor mientras pedalean por Paseo de la Reforma, ofreciéndole al paseante un momento placentero y seguro.

Con el paso del tiempo y la participación de voluntarios y beneficiarios, Paseo a Ciegas ha extendido sus programas y diversificado sus actividades como proyecciones de películas, teatro e incluso visitas a museos.

Esta asociación imparte talleres de sensibilización el segundo sábado de cada mes de 10:00 a 14:00 horas en sus instalaciones; puedes inscribirte como voluntario y aprender más sobre la discapacidad y el espacio público.

Para más información puedes escribir al correo: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. o visitar su página web: www.paseoaciegas.com, también puedes encontrarlos en redes sociales Facebook y Twitter como Paseo a Ciegas y @paseoaciegas, respectivamente.

Recuerda que todos tenemos derecho a un trato justo igualitario. Seamos incluyentes con nuestras acciones y nuestra forma de pensar.

 

 

Entrevista a la Señora Lluvia

Desde que el calentamiento global comenzó a acelerarse, en la Ciudad de México notamos el aumento de la temperatura en primavera y verano, o la baja de ésta en invierno. Si somos un poco más observadores nos daremos cuenta que la temporada de lluvias no sólo se alargó, sino también se ha vuelto impredecible, causándonos incertidumbre sobre qué tan larga o corta serán las siguientes temporadas.

<p">Al respecto, la Señora Lluvia nos comentó: “la gente se queja mucho de míporque nunca sabe cuándo voy a llegar ni cómo lo haré. Algunas veces me critican por las inundaciones que causan mis aguas, pero lo que no piensan es que ellos también son responsables de este problema al tirar basura en la calle, no barrer las hojas de los árboles que caen en las banquetas y obstruyen las coladeras e incluso al construir casas o edificios en áreas naturales que ayudan a la filtración de las miles y miles de gotitas que dejo caer”.

 

 

Al ser cuestionada sobre algunos fenómenos como el cambio climático, se mostró triste y dijo: “algunas veces me siento cansada y me refugio en lugares aislados para sentirme tranquila y dormir un poco, pero hay días en que el calor es tan intenso que me desespero y empiezo a llorar, después vienen los vientos que me llevan de un lado a otro causando daños a la naturaleza y preocupación a los habitantes de los pueblos y ciudades”.

 Pero no todo es malo, la Señora Lluvia nos ayuda a que la Tierra sea fértil, a la recarga de los mantos acuíferos que se encuentran en el subsuelo de nuestra Ciudad y a mejorar la calidad del aire. El agua de lluvia también la podemos recolectar para regar las plantas, lavar el patio y hasta recargar el tanque del inodoro, de esta manera podemos ahorrar agua potable y dinero.

Antes de concluir la entrevista, la Señora Lluvia enfatizó en la importancia de tomar conciencia de las actividades que realizamos diariamente y las repercusiones que éstas puedan tener en el medio ambiente;asimismo nos recomiendacargar con paraguas, usar calzado resistente al agua e informarnos sobre el reporte meteorológico diariamente en la radio, televisión o internet, para evitar daños ycontratiempos.

Si nuestras acciones son positivas con el medio ambiente y la lluvia, nuestra relación con ella no se verá afectada y podremos disfrutar de los beneficios que nos aporta con cada una de sus visitas. 

 

Muere Carpa de Tláhuac  

El día de hoy recordamos la partida de la EvarraTlahuencis, también conocida como la Carpa de Tláhuac. El último ejemplar de esta especie de peces de agua dulce falleció hace muchos años, la causa, el crecimiento de la mancha urbana. 

Carpa de Tláhuac conservaba el balance de la cadena trófica y mantenía el equilibrio en los ríos del sureste de nuestra ciudad. Permitámonos abrazarlo en nuestros corazones, que el recuerdo de esta importante especie nos haga conscientes y la extinción sea cosa del pasado.

 

Celebremos a los animales

El 4 de octubre de 1931 en Florencia, Italia, se celebró por primera vez el Día Mundial de los Animales, con la finalidad de hacer visible el problema de las especies en peligro de extinción. Hoy en día, la celebración contempla a todas las especies: silvestres y domésticas.

 

 

Festejemos no lastimando la flora y fauna que nos rodea, incluyendo a los insectos, dándole un hogar a un perro o gato en situación de calle y cambiando nuestros hábitos de consumo. Si todos reducimos nuestros desechos, los separamos y reciclamos, el uso de materias primas naturales disminuirá, conservando los hábitats naturales de la fauna silvestre del planeta.

Vivir en armonía es respetar a todos los seres vivos, hagamos un cambio positivo.

sedema.cdmx.gob.mx