CULTURA AMBIENTAL                      



                                                                       
                                            

Isla Urbana es una Asociación Civil que nació hace 5 años y junto con una empresa privada, desprendida de esta misma, ayudan a comunidades de escasos recursos a instalar sistemas de recolección de agua pluvial.

David Vargas, presidente de la Asociación, nos explicó que cuando uno de los socios estaba realizando su tesis encontró una familia necesitada de agua en la región del Ajusco medio, por lo que decidió hacer de esta historia su proyecto, para eso reunió a varios amigos interesados en este proyecto de investigación, y así emprendieron la tarea de crear un sistema de recolección de agua pluvial y ayudar a las personas más necesitadas de este recurso, siendo éste un derecho universal.

El sistema de recolección de agua de lluvia que inventaron es muy básico, comienza por la recolección de agua de lluvia que a través de canaletas llega a un primer filtro, encargado de limpiar el agua de los residuos más grandes (hojas, palitos, etc.), después pasa a un segundo filtro llamado “tlaloque”, este dispositivo se debe activar después de los primeros 10 minutos que empieza a caer el agua de lluvia para recolectarla mediante un proceso mecánico, a fin de evitar el uso de cartuchos y la contaminación. 

Posteriormente, el agua cae directo a una cisterna con un reductor de turbulencia para que entre sin presión y no se mezclen los sedimentos que se encuentran en la parte inferior del depósito. Una pichancha flotante ubicada en el lugar más alto de la cisterna ayuda a bombear el agua limpia hacia la casa, para ser utilizada en los baños y en el fregadero de la cocina; la calidad de esta agua puede mejorarse, incluso para ¡beberla! 

Por más sorprendente que se lea, este proyecto es posible; tanto que actualmente tienen una lista de personas que esperan ser atendidos dentro de un año.

Hasta el día de hoy la asociación Isla Urbana lleva instalados mil 800 sistemas, que se resume en un total de 10 mil personas beneficiadas y ¡150 millones de litros de agua recolectados!

Además de ayudar a familias que habitan en la CDMX, Isla Urbana también ha apoyado a comunidades que se encuentran en otros estados del país, como los Huicholes y los Mazatecos.

A través de esta labor social, David nos invita a dar un paso hacia una vida sustentable haciendo un uso responsable del agua, la ganancia que tendremos será mucho mayor a lo invertido.

Si quieren contactar a esta Asociación Civil pueden hacerlo a través de su página de internet, Facebook y Twitter.

Ahí están los medios, depende de nosotros si los utilizamos, y no olvides:

Cuidar el agua es cosa de tod@s

sedema.cdmx.gob.mx