logo GDF/SEDEMA

Los árboles, el corazón de nuestras áreas verdes

Los árboles son seres vivos majestuosos y mágicos; son una expresión viva de la naturaleza, han formado parte de nuestra vida desde que el ser humano apareció en la tierra, han estado siempre a nuestro lado ayudando, protegiendo, alimentándonos, proporcionándonos refugio, salud, paz, armonía, identidad y arraigo. Estos maravillosos seres nos enseñan cada día el valor de la constancia, nos dan regocijo, mejoran nuestro entorno, nos levantan el ánimo y nos tranquilizan. Inspiran nobleza y nos hacen sentir más humanos.

Paseo de la Reforma

Son seres vivos

Como todos los seres vivos, los árboles tienen un ciclo de vida, que consta de cuatro etapas que seguramente te resultarán familiares: nacer, crecer, reproducirse y morir. Exacto, son iguales a las personas. Durante estas etapas los árboles experimentan transformaciones y están expuestos a daños y enfermedades. Esto es lo que sucede en cada etapa de la vida de un árbol:

  • Nacer. Comienza con una semilla, que es la unidad reproductora. Si cuenta con las condiciones adecuadas de clima, nutrientes y es biológicamente sana, germinará y dará vida a una pequeña plántula.
  • Crecer. Una vez germinada la semilla, dará paso a una plántula que iniciará una dura batalla para sobrevivir, compitiendo por nutrientes, agua, luz y espacio. En esta etapa los tallos y las hojas crecen y crecen, proporcionando azúcares al árbol a través de la fotosíntesis.
  • Reproducirse. Una vez desarrollado, el árbol dará flores, frutos y semillas, que podrán dar vida a otros árboles y así el ciclo de la vida continúa.
  • Morir.Como todo ser vivo, el árbol cumple un ciclo de vida y muere. Si ha tenido condiciones favorables y según el tipo de árbol que sea, esta etapa se presentará después de cientos o incluso miles de años. Si sufrió condiciones difíciles como falta de nutrientes, daños a su estructura física, plagas y enfermedades, su vida puede ser muy corta.
infografia ciclo de vida del árbol Ver infografía >>

Además de las condiciones de vida, el tiempo de vida de un árbol depende de la especie. Algunos abedules por ejemplo, mueren al cabo de unos 40 años; en cambio el arce de Canadá puede vivir 500; algunos robles alcanzan los 1500; ciertos enebros llegan a 2 mil años y hay secuoyas gigantes de 4 mil. El pino del Colorado, nativo de Estados Unidos, es el ser vivo más longevo del planeta, se conocen ejemplares de casi 5 mil años de edad.

En el caso de México, hay árboles muy longevos como el Ahuehuete, árbol emblemático del país, que llega a vivir hasta 2000 años. El piñón de octubre o pino enano del potosí es endémico de Coahuila y Nuevo León y se han encontrado ejemplares de más de 225 años de edad.

Es importante señalar que dadas las condiciones del medio urbano, el arbolado suele tener una expectativa de vida mucho menor que los que se encuentran en ambientes naturales, de ahí que los trabajos de mantenimiento, poda y sustitución deban de ser constantes.

Fuentes de "Son seres vivos"

¡CSS Válido!

Esta página se ve mejor en el navegador Google Chrome.