logo GDF/SEDEMA

Retirar el arbolado muerto

Los árboles muertos representan un peligro latente: pueden caerse debido a fuertes lluvias o vientos o cuando ya están muy podridos. Deben ser retirados para evitar daños a las personas y sus bienes, y reponerse con especies adecuadas para la zona.

Hay otras razones por las que la poda o el retiro de arbolado es necesario: árboles peligrosos para personas, casas, edificios, obras públicas, monumentos o vialidades, la obstrucción del drenaje o de la iluminación, el plagado de árboles que puede infectar a otros, el espaciamiento entre árboles que a veces compiten por los recursos, el cambio de especie cuando se trata de un ejemplar exótico o que daña banqueta y pavimentos.

árbol grabado-enfermoplaga

También hay actividades cotidianas como el riego y la fertilización que se deben llevar a cabo regularmente. Aunque algunas de éstas son tareas especializadas, lo cierto es que cuidar nuestras áreas verdes no sólo es responsabilidad de las autoridades, sino también de la ciudadanía.

Para retirar un árbol muerto en un jardín particular se requiere autorización del gobierno del Distrito Federal. Para información sobre este trámite, puedes llamar al 072 y posteriormente marcar 1, que corresponde al área de atención ciudadana.

Contar con áreas verdes se relaciona directamente con nuestra calidad de vida y nuestro derecho a un medio ambiente sano. Por ello es muy importante que tod@s conozcamos, cuidemos, visitemos y valoremos nuestros parques y bosques. El ignorar o estropear estos espacios nos perjudica a tod@s.

Te invitamos a checar la sección “Lo que tú puedes hacer”, para que te vuelvas un activ@ y decidid@ guardián de nuestras áreas verdes.

¡CSS Válido!

Esta página se ve mejor en el navegador Google Chrome.

http://www.sedema.df.gob.mx/areasverdesvidaparatodos/arbolado_muerto.html#.U1fSDvl5Occ